El alcoholismo es un importante problema de salud pública ya que las patologías derivadas del consumo excesivo de alcohol y la dependencia del alcohol implican a todas las esferas del organismo: Físico (enfermedades del sistema digestivo, neurológico, cardiológico, tumores…), psicológico (depresión, ansiedad, insomnio, celotipia, riesgo de suicidio…) y social (problemas familiares, accidentes de tráfico y laborales, violencia, absentismo laboral...). Además, la convivencia con el alcohólico durante años facilita la aparición de alteraciones, tanto somáticas como psicológicas, en la pareja, los hijos y otros familiares del entorno directo. El alcoholismo por tanto requiere una atención especializada para conseguir los mejores resultados. El tratamiento pasa por lograr que acepte la ayuda primero, y después por una intervención que requiere del trabajo de un equipo multidisciplinar (psicólogos, médicos, trabajadores sociales), que atienda a las distintas variables implicadas. Un tratamiento que requiere de una atención frecuente y larga en el tiempo (media de 2 años), y un seguimiento a largo plazo.

Durante el año 2012 el Centro de Tratamiento del Alcoholismo BEDA atendió a 450 personas entre pacientes y familiares. De los pacientes nuevos atendidos un 82 % son hombres y un 18 % son mujeres. La media de edad es de 44 años y el mayor número, un 36 %, están entre 41 y 50 años. El 43 % de los pacientes atendidos están casados, muy seguidos por un 41 % que están solteros y un 16% están separados. En cuanto a la procedencia de los pacientes los datos están muy parejos ya que el 51% provienen del medio urbano y un 49 % del medio rural. En cuanto a la situación laboral  un 46 % están en paro y un 33 % están en activo.

Comentarios  

0 #1 mj 24-02-2013 23:11
Enhorabuena por la labor desarrollada y el agradecimiento de afectados y familias que vuelven al cielo después de haber vivido un infierno.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador