Por primera vez en la historia, la oficina del Ecyl de Bembibre sube por encima de los 2.000 parados. Así lo ponen de manifiesto los datos remitidos hoy por la gerencia provincia de Empleo que eleva a 2.025 el número de personas inscritas en el registro del paro en febrero. Supone un incremento de 4% respecto al mes anterior.

El revés que vuelve a sufrir la economía de la comarca en general no causa tanta sorpresa a la vista del conjunto de medidas de regulación de empleo que han puesto en marcha numerosas empresas que desarrollan su actividad en El Bierzo. La minería, hoy por hoy paralizada en la práctica por el impago de las ayudas por parte del Gobierno y las medidas que aplican los empresarios, es uno de los más claros ejemplos que contribuyen a este incremento continuo del número de desempleados. Pero hay otros muchos destacados en la comarca que suman.

El paro ha subido en todas las oficinas bercianas, pero de forma desigual. El incremento porcentual más acusado ha sido en Fabero, que pasa de 891 parados a 945, lo que supone un 6,06% más. En cambio, en Ponferrada el incremento ha sido el más contenido con un 2,71%; se sitúa con 13.343 desempleados. En Bembibre se situó en el 4%. En El Bierzo hay actualmente 16.313 personas en busca de empleo, un 2,88% más que el pasado mes de enero.

Por sectores económicos el paro afecta con dureza al sector servicios que sigue subiendo imparable también en febrero. Se sitúa con 908 personas y es, precisamente, el único sector productivo en que el número de mujeres supera con creces al de varones en la búsqueda de un puesto de trabajo. También subió el paro en el sector industrial, que acumula 438 desempleados; el sector de la construcción (un único desempleado menos) aglutina a 266 parados; y agricultura son 205 al cierre de febrero. El resto está incluido en la categoría “sin empleo anterior”.

El número de varones desempleados es de 1.125 mientras que el de mujeres se eleva a 900. En cuanto al número de parados menores de 25 años el dato no es tan representativo como en otras regiones, con 265 jóvenes frente a los 1.760 mayores de esa edad.

Estos datos llaman la atención desde una doble óptica. Primero, por marcar un nuevo récord y superar una de las barreras marcadas de los 2.000 parados. Por otro lado, haciendo un análisis  del último año el incremento es de un 20,25% con 341 parados más desde febrero de 2012.

warhol_360