La pérdida de tiempo delante de un ordenador, la búsqueda de información que carece de la mínima veracidad, o incluso problemas más severos que pueden implicar consecuencias más serias, son algunos de los inconvenientes que quiere combatir la comunidad educativa. Y por ello, el Instituto “El Señor de Bembibre” acogió ayer la primera de las charlas incluidas en el III Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar para analizar con agentes especializados de la Guardia Civil cómo localizar y abordar estos problemas.

El orientador del centro educativo, José Antonio Bello, aseguró que el objetivo que persigue el instituto es “llegar a todos los padres de los alumnos” para que conozcan la problemática que se puede derivar de un mal uso de internet por parte de los más jóvenes, “que conozcan los riesgos y que esa mala praxis que refleja internet se pueda ir evitando, sobre todo algunos problemas graves”.

Bello se centró en los riesgos desde un punto de vista educativo, como es el hecho de que el alumno pierda, literalmente, el tiempo delante de un ordenador. O que en la búsqueda de información llegue a unas fuentes que no tienen ninguna credibilidad, con los problemas consiguientes en el supuesto caso de que el alumno tome por válida una información que no lo es. “En internet cualquiera puede aportar información lo que, académicamente hablando, es incomprensible”, criticó.

Ello deriva automáticamente en una mala praxis académica y escolar que es lo que quiere evitar la comunidad educativa.

Pero más allá que estos problemas que se pueden circunscribir al ámbito académico, existen otros riesgos mayores y más severos por un mal uso de internet. “El material pedófilo, terrorista y de todos los colores y formas que es malo per sé”, advirtió Bello, que también puede llegar con cierta facilidad a los menores.

Los agentes fueron los encargados de explicar a los padres cómo pueden advertir estos riesgos partiendo de la base de que la información puede contribuir a erradicar la problemática derivada del mal uso de internet.

Esta charla tendrá continuidad la próxima semana pero con los alumnos. Los agentes explicarán a los más jóvenes de tercero y cuarto de la ESO cómo navegar por internet para evitar en la mayor medida posible este riesgo innecesario.

José Antonio Bello confirmó que este plan tendrá continuidad en próximas fechas con otras temáticas que preocupan ya no sólo a la comunidad educativa sino a la sociedad en general como es el acoso escolar o las drogas y el alcohol.

Evitar que las desavenencias en redes sociales terminen en violencia

En las últimas fechas se han introducido nuevos vocablos en la expresión diaria coloquial. El ciberbullying y el grooming, por ejemplo, que son dos formas de acoso que sufre un escolar bien entre iguales, bien por unadulto, respectivamente para las denominaciones anteriores. Aunque cada una tiene sus matices, son casos que se repiten habitualmente y que los expertos recomiendan abordar con sumo cuidado ya que pueden derivar en consecuencias fatales para quienes lo sufren.

El Instituto “El Señor de Bembibre” no ha tenido ningún caso de estas características, según apreció el propio Bello. Sin embargo, sí reconoció que internet, y concretamente las redes sociales, han derivado en conflictos personales entre alumnos. “Problemas entre alumnos y alumnas a nivel de Twitter y mensajes que hace la mala práctica de internet, y al final hay desavenencias que pueden terminar mal, incluso a nivel de violencia”. Fue tajante al afirmar que “eso es lo que hay que evitar”.

Por ello, ante la posibilidad de que la situación emerja y pueda convertirse en algo habitual abogó por que los padres “lo sepan”. En consecuencia “que sepan abordarla antes de que ocurra”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador