La lluvia finalmente no dio una tregua, a pesar de que a media tarde parecía que no iba a poner trabas a la primera de las procesiones de la Semana Santa. Aunque para muchos es una mera procesión de trámite, la Bajada de los Pasos no deja de representar el inicio del fervor religioso en la capital del Bierzo Alto.

Los costaleros habituales y algunos nuevos que llegaron este año a la Cofradía aguardaron hasta el último momento. Pero finalmente el Mayordomo confirmó poco antes de las 20 horas que los pasos quedarían a resguardo de la lluvia, en el Museo de Arte Sacro.

Volverán a probar suerte este jueves, a las 15 horas, cuando intentarán ‘bajar los pasos’ del Santuario a la Iglesia de San Pedro, desde donde partirán en la procesión del Santo Cristo de la Agonía, también si el tiempo lo permite, el jueves a las 23 horas.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador