Esta vez sí pudo ser, aunque adelantada a su horario y a un paso algo más rápido de lo habitual. La lluvia de estos dos últimos días obligó a suspender dos procesiones pero no ocurrió lo mismo con el Santo Entierro, que pudo realizar el recorrido habitual entre la Iglesia de San Pedro y el Santuario acompañada por autoridades, banda de música y numerosas personas.

A pesar de las lluvias intensas que cayeron durante todo el viernes, la tregua que dio pasadas las 19 horas permitió que la procesión saliera un poco antes de su horario entre una fina lluvia que amenazó la procesión pero que no obligó a suspenderla. Los pasos pudieron salir por las calles para representar el momento álgido de la Pasión de la Semana Santa, como es la muerte de Jesús.

Como es habitual, las autoridades locales acompañan esta procesión durante todo el recorrido. La comitiva de autoridades locales estaba encabezada por el alcalde, José Manuel Otero, acompañado por otros ediles de la Corporación, así como el teniente de la Guardia Civil, entre otros.

La próxima procesión, que también está a merced de las lluvias, tendrá lugar este sábado, día 30 de marzo, a las 22.30 horas, desde el Santuario hasta la parroquia por la calle Castilla.

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador