En una Semana Santa pasada por agua, los ríos de la comarca vienen cargados, pero sin desbordamientos. Muy diferente de lo que sucede en otros puntos de la comunidad autónoma de Castilla y León donde las crecidas de ríos y arroyos han provocado notorias incidencias, aunque principalmente en Valladolid, Burgos y Soria.

En Bembibre los ríos Boeza y Noceda han visto crecer considerablemente su caudal  hasta niveles parecidos a los del pasado mes de enero, cuando las lluvias provocaron varios trastornos en la comarca. Pero el agua siguió convenientemente por su cauce sin complicaciones de ningún tipo.

A pesar de la ausencia de complicaciones, se mantienen las advertencias en las cuencas atlánticas que activaron el pasado miércoles las direcciones de Protección Civil y de Emergencias, y que mantiene la Junta de Castilla y León a la vista de la crecida de los caudales de los ríos de la comunidad por las lluvias y el aumento de la temperatura.

Las lluvias darán una ligera tregua hasta la tarde de mañana domingo. Si bien no hay que descartar precipitaciones durante la noche y mañana del domingo, según la Aemet las lluvias irán creciendo en intensidad conforme evolucione la jornada de mañana y se mantendrán en esta línea previsiblemente durante los primeros días de esta semana.



En vídeo, grabación del gabinete de Comunicación de la Junta de Castilla y León sobre las inundaciones de Viana.

Imágenes: previsión de la Aemet para estos próximos días

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador