A las dos el reloj deberá marcar las tresLos relojes volverán a cambiar esta madrugada para adaptarse al nuevo horario de verano. Así, a las 2 de la madrugada habrá que adelantar la hora a las 3. Una hora que va a pesar ya desde este mismo domingo.

Y es que éste es el cambio horario más difícil porque el cuerpo deberá acostumbrarse en tan solo un día festivo a la pérdida de una hora de sueño para, según los expertos, conseguir un ahorro energético que se traduciría en hasta un 5% del consumo eléctrico en iluminación.

La razón de ser de esta medida pretende ganar tiempo de luz del día a la tarde en beneficio del comercio y de la actividad empresarial en general, pero además con el objetivo de que ese beneficio lo sea también para la persona de tal modo que, al término de la jornada laboral, sea posible aprovechar unas horas de luz solar.

Este punto de vista también tiene su cruz, o lo que es lo mismo, los inconvenientes que presentan los detractores que cuestionan el ahorro eléctrico y advierten de los trastornos en la salud, expresamente en niños y ancianos.

El horario de verano se puso en marcha en España por vez primera en 1974 y actualmente se regula mediante una Directiva europea junto con el cambio horario de invierno. Tiene lugar siempre el último domingo de marzo frente al cambio de invierno el último domingo de octubre. Este año será el 27 de octubre.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador