El Ayuntamiento de Bembibre llevará a la próxima sesión plenaria la adhesión al Fondo Social de Viviendas para la colaboración con las entidades de crédito que pongan a disposición de afectados por los desahucios una vivienda en el ámbito local. Esta adhesión permitirá hacer efectivo el acuerdo alcanzado con el Banco Santander que pone un piso social a disposición de las personas que hayan sido desahuciadas y que cumplan los requisitos que contempla el convenio. A cambio, éstos deberán hacer frente a una cantidad variables en función de los ingresos.

Para acceder a este alquiler social existen unos requisitos que deben cumplir los aspirantes. En primer lugar, debe tratarse de familias que hayan sido desahuciadas o que tengan una demanda de ejecución por el impago de un préstamo hipotecario a partir del 1 de enero de 2008. En el momento de la solicitud, ningún miembro de la familia podrá ser propietario de una vivienda y los ingresos no deben superar el límite de tres veces el IPREM (1.597 euros). También se tendrán en cuenta situaciones de especial vulnerabilidad como que se trate de una familia monoparental con hijos a cargo, que haya menores de tres años, personas con discapacidad, que sea una familia numerosa o existan víctimas de violencia de género.

El arrendamiento tendrá un precio variable que deberá hacer frente el inquilino, que será un 30% de los ingresos de la unidad familiar pero con arreglo a los límites comprendidos entre 150 euros y 400 euros.

La cláusula de este convenio contempla un límite y es que “el desalojo se haya producido como consecuencia de una demanda de ejecución por impago de un préstamo hipotecario, iniciada por la misma entidad de crédito que constituye el Fondo Social de Vivienda”. Ello concentraría el cupo de personas a la que se dirige esta medida a aquellos afectados por un desahucio del propio banco.

Sin embargo, el convenio que ha creado el Fondo Social de Vivienda está formado en el ámbito del país por varias entidades bancarias de las cuales operan en Bembibre, además del Banco Santander, Caixabank, Banco Popular, Banco Sabadell, Banco CEISS y BBVA. De momento, sólo el Banco Santander ha puesto a disposición una vivienda en Bembibre aunque desde el Ayuntamiento esperan que haya más adhesiones a partir de este momento.

Este convenio, que está suscrito por los Ministerios de Fomento, Economía y Competitividad, Sanidad y Servicios Sociales, la Federación Española de Municipios y Provincias, y entidades crediticias, permite la adhesión de entidades locales con el compromiso de llevar a cabo labores de asesoramiento para quienes soliciten una vivienda de los fondos sociales, así como emitir informes sobre las circunstancias sociales de los participantes, ponderando los riesgos de exclusión y circunstancias familiares, colaborar con las entidades en la evaluación de solicitudes, y difundir e informar en el territorio sobre el contenido del convenio.

En Bembibre no hay constancia notoria y pública de que se haya producido desahucio alguno por incumplimiento del pago de la hipoteca. En cualquier caso, el Ayuntamiento ha valorado positivamente la puesta a disposición de esta vivienda.