“Los Consejos de Administración de las Cajas de Ahorro, formados mayoritariamente por el PP y el PSOE, podía haber detenido la venta de acciones preferentes a los pequeños ahorradores, pero prefirieron no hacerlo”, afirmó la portavoz de la Delegación Local de UPyD, Luciana Miguel, en una conferencia titulada ‘La politización de las Cajas de Ahorro – Caso Caja Segovia’, donde se hizo un breve repaso de la historia de la entidad bancaria desde su fundación en 1877 hasta su integración en Bankia en 2010.

Miguel también explicó las relaciones de estos altos consejeros con los partidos políticos y como se han abandonado los criterios técnicos en la toma de decisiones frente a los particulares o los de partido. Asimismo, criticó las jubilaciones exorbitadas – hasta 1,5 millones de euros de media por alto ejecutivo en 2010, un 300% de lo que se destinaba a la Obra Social – o los fastuosos viajes formativos a ciudades como Venecia.

Respecto a la venta de acciones preferentes, Luciana Miguel recordó que “no son productos dirigidos a los pequeños ahorradores, dada su complejidad y su alto riesgo” y lamentó que populares y socialistas – presentes en los órganos de decisión de las cajas – lo supieran y no hicieran nada para evitar su venta. “La mejor prueba de ello, es que cuando hemos preguntado a los consejeros cuántas acciones preferentes han comprado, el silencio ha sido su respuesta”, declaró Miguel.

En el coloquio posterior, el diputado nacional Toni Cantó destacó que “es un caso único en el mundo” y que las instituciones competentes – entre ellas, el Banco de España – “tenían que haber parado este timo, un timo generalizado y permitido por los políticos”.  Del mismo modo, señaló que es fundamental que “los ciudadanos sigamos empujando para que se vean y se persigan estas actividades” e hizo un llamamiento “a participar en la democracia,  y a votar conscientemente”.

warhol_360