Desde el año 2004, el 17 de mayo se celebra el día internacional contra la homofobia y la transfobia, conmemorando en esta fecha la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud, en 1990, tras su despatologización en 1973 por la Asociación Americana de Psiquiatría.

Aún hoy en día se sigue demandando la “despatologización de la transexualidad”, que algunos sectores tratan de mantener para seguir promoviendo la discriminación hacia este colectivo.

El estudio realizado por COGAM (Colectivo de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Madrid) y FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales), entre jóvenes de 12 a 25 años, ofrece unos datos que ponen los pelos de punta. El 43% de los encuestados se han planteado en alguna ocasión la posibilidad del suicidio, más de la mitad de ellos de forma constante; y en torno al 17% de los que han sufrido acoso han intentado el suicido al menos en alguna ocasión. Además, en el 82% de los casos el acosado no ha informado a su propia familia de lo que sucedía, lo que resulta aún más preocupante.

A la hora de realizar este estudio se ha considera como acoso homofóbico, el que sufre cualquier persona que no responde a las expectativas de género más convencionales. Es decir, el acoso homófobo no sólo lo padecen los homosexuales, sino también muchos heterosexuales que no siguen los tópicos establecidos. Que a un varón le guste participar en determinados juegos considerados “de niñas”, o que prefiera leer un libro a jugar al fútbol, puede ser también el origen de un acoso permanente.

El sistema educativo español debe dar una respuesta eficaz a estas cuestiones, y luchar contra el elevado índice de acoso escolar por orientación sexual e identidad de género

En este sentido, el Partido Socialista se lamenta de que la propuesta de reforma educativa del gobierno del PP vaya en la dirección contraria: “La orientación sexual y la identidad de género no son un problema si el entorno no lo percibe como tal. Nadie se suicida por ser homosexual, bisexual o transexual, sino por sufrir la violencia inaguantable de la homofobia y transfobia”.

Comentarios  

0 #1 yo 17-05-2013 17:29
Soy hetero y estoy orgulloso y tengo amigos gays y lesbianas y estoy orgulloso de ellos, viva la libertad y que nos dure.
0 #2 uno 17-05-2013 18:06
Lo que pasa es que el artículo va más allá. Habla del acoso homófobo en la escuela con unos datos que a mi me parecen terroríficos. Pero lo que me sorprende además es que no solo se refiere a quienes son homosesuxales, sino también a cualquiera que tenga gustos o comportamientos diferentes a la mayoría.

Esa intolerancia en la escuela es terrible. Y si las leyes y los educadores, además de los padres como es lógico, no ponemos mucho de nuestra parte, acabaremos creando una sociedad cada vez más insolidaria y más intolerante. Hay que luchar contra ello.
0 #3 yo 18-05-2013 18:57
Siento contradecirte, todo se reduce a la libertad.
0 #4 uno 19-05-2013 00:02
¿Contradecirme en qué?

¿En qué los datos del artículo son terroríficos?
¿En que el artículo no habla solo de homosexualidad sino de quien no sigue los canones establecidos?
¿En que la intolerancia en la escuela desde mi punto de vista es terrible?
¿En que es responsabilidad de padres y educadores luchar contra esa discriminación?

La verdad. No se en qué me contradices.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador