El Pleno de Bembibre acordará este jueves la imposición del nombre de “Doña María de los Ángeles Socorro Alonso Rubio” a la sala de costura municipal. Su dedicación durante 30 años al Taller de Costura, donde ejerció de directora desde su creación hasta el pasado mes de enero, en que se retiró por motivos personales a los 93 años de edad, han sido la razón fundamental que justifica esta decisión que también tiene en cuenta el impulso del Museo Alto Bierzo y el fomento y la defensa de los valores culturales tradicionales por parte de Ángeles Alonso.

En las últimas fechas ha recibido varios reconocimientos públicos, con más motivo cuando anunció que dejaba su cargo al frente del Taller de Costura. Ostenta el título de honor de Hija Adoptiva de Bembibre y recibirá nuevamente una de las máximas distinciones dando nombre a la sala de costura.

Ángeles Alonso trabajó durante años para conseguir que Bembibre tuviera, en los años 80, un museo etnográfico tanto del municipio como de la demarcación del Bierzo Alto. Un cobijo para las piezas más representativas de la historia local. Y dentro del mismo, no podía faltar unas dependencias propias que pudieran expresar su vocación, un Taller de Costura de ámbito municipal donde mujeres como ella pudieran ampliar sus conocimientos en la materia.

Así fue. Y ahora, 30 años después, y cuando ya está apartada del Taller, los datos hablan por sí solos: por el Taller de Costura han pasado más de 500 alumnas que han realizado trabajos particulares, entre ellos más de 350 trajes regionales de Bembibre. Trabajaron de forma voluntaria y altruista en la confección o restauración de medio centenar de pendones y pendonetas; se confeccionaron los escudos de distintos municipios de la provincia que adornan la fachada del Ayuntamiento en las fiestas patronales; una treintena de trajes típicos de otras tantas regiones o países que ahora forman parte de los fondos del Museo Bierzo Alto; manteles y servilletas para el Botillo; trajes de Papá Noel; escudos y banderas medievales; incluso hasta banderines que los soldados españoles llevaron a Bosnia; y un largo etcétera.

Después de esta despedida, Ángeles todavía protagonizó otros momentos de la vida pública. Por un lado, uno de sus retratos en carboncillo (la otra faceta no menos destacable de Ángeles Alonso), fue pieza del mes de abril del Museo, donde también se ubicó una exposición sobre las labores del Taller de Costura. Asimismo, Bembibre Digital le dedicó una sección “Carboncillo y Pluma”, que hacen posible el dibujante Luis Miguel Rodríguez y el escritor Nicanor García Ordiz.

Comentarios  

0 #1 JESUS 28-05-2013 22:56
Me gusta que los homenajes se hagan, para que la homenajeada lo difrute
FELICIDADES ANGELES, TE QUEREMOS
0 #2 bueno 29-05-2013 00:09
Una pregunta. Se le va a poner su nombre a la sala de costura. Cual es? Yo solo conozco el taller de costura. Se refiere al taller al decir sala o son cosas diferentes?

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador