Cada año, cuando llega la celebración del Corpus, Bembibre luce un llamativo manto de alfombras florales que embellece la Plaza Mayor, mientras aguarda la llegada de la procesión con el “Cuerpo de Cristo” a la iglesia de San Pedro. Esto es posible gracias a un grupo de personas que dedica su tiempo y su esfuerzo, en ocasiones desde horas muy tempranas, para que podamos disfrutar con estas pequeñas obras de arte.

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos