La UNESCO acordó incluir “Los Decreta de León” de 1188, en el Registro de la Memoria del Mundo. Se trata de un reconocimiento definitivo de la primacía de la corona leonesa sobre los restantes reinos europeos en la incorporación de los ciudadanos a las funciones políticas, abriendo una fructífera colaboración en el Reino de León entre el rey y su pueblo.

Los “Decreta de León” son un conjunto de decretos o normas surgidos de la “Curia regia” reunida por Alfonso IX en la Colegiata de San Isidoro con la participación por primera vez de representantes de las villas junto a la nobleza y el clero. Por ello la UNESCO reconoce a León como cuna del parlamentarismo mundial, por delante de Inglaterra.

Según refleja la UNESCO se trata de "un modelo de gobierno y de administración original en el marco de las instituciones españolas medievales, en las que la plebe participa por primer vez tomando decisiones al más alto nivel, junto con el rey, la iglesia y la nobleza, a través de representantes elegidos de pueblos y ciudades"

Este reconocimiento se ha impulsado desde el Ministerio de Educación únicamente a instancia de los tres parlamentarios del Partido Popular en León (Alfredo Prada, Aránzazu Miguélez y Eduardo Fernández), al margen de las Cortes o del Gobierno de la Junta. “Esto significa para León un importante impulso en su apuesta por la conservación del Patrimonio y un respaldo para potenciar un turismo cultural de calidad por el que siempre hemos apostado”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador