Unión Progreso y Democracia en Castilla y León critica el descontrol de la Junta respecto a las fundaciones públicas que dependen de ella, como a su juicio demostró el informe publicado por el Consejo de Cuentas y que ha defendido su presidente, Jesús Encabo.

Las cifras hablan por sí solas, dice UPyD: una media de inversión por entidad del 60%, un montante total en ayudas de 137,37 millones de euros, 96 de las 114 fundaciones no han rendido cuentas, la mitad de ellas se encontraban en situación de pérdidas y 21 entidades ni siquiera tienen personal. Los procesos de contratación, además, no se ajustan a los principios de transparencia, mérito y publicidad obligatorios en las Administraciones públicas.

El informe del Consejo de Cuentas viene a avalar la posición que desde hace años mantiene UPyD respecto a este tipo de fundaciones, son entidades que carecen de control y no se puede valorar si han cumplido su función, por lo que la formación magenta aboga por la eliminación de la mayor parte de ellas. Hay casos, como el de la Fundación Villalar, que están subvencionada en un 100% por el Gobierno regional y que destinan todo su presupuesto a fines artificiosos e innecesarios, como el de generar un sentimiento castellanoleonés. UPyD considera que el dinero público debe destinarse a prestar servicios y que el Ejecutivo de Juan Vicente Herrera debe poner fin a este derroche.

El coordinador territorial en funciones, Rafael Delgado, desaprueba esta situación y señala que el informe del Consejo de Cuentas “confirma la escasa utilidad de estas fundaciones satélite”. Asimismo, ve muy preocupante la resistencia de algunas de estas entidades a la hora de facilitar información. “Son prácticas propias de sistemas caciquiles, incompatibles con una democracia seria”, ha lamentado.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador