Durante la noche del domingo al lunes, las instalaciones deportivas de El Barco recibieron la visita de los cacos, que dejaron inutilizada una de las torretas de iluminación del campo de hierba artificial. Los ladrones forzaron la puerta del cuadro de mandos, desactivaron los automáticos y cortaron el cable, aproximadamente por la mitad de la torreta, aunque algo les hizo huir precipitadamente sin completar el robo.

Una vez inspeccionadas todas las instalaciones, los responsables municipales calculan que faltan unos 60 metros de cableado, cuyo coste de reposición será algo inferior a 200 euros.

El problema que causan estos ladrones va más allá de lo estrictamente económico o material, ya que dejan inutilizadas durante algún tiempo instalaciones públicas que prestan servicio a los ciudadanos del municipio. La concejalía de deportes está trabajando para que la iluminación de la torreta pueda volver a funcionar antes del viernes, ya que ese día comienza el torneo de Fútbol VII Villa de Bembibre.

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
warhol_360