Ecobierzo insiste en que hay una “confabulación” entre la Patronal del cemento y los sindicatos MCA-UGT y FECOMA-CCOO para promover las ‘bondades’ de la incineración de residuos en las cementeras. Este acuerdo, contrario a los intereses de la ciudadanía en lo que respecta a su salud, y también a otros más generales de la economía berciana -especialmente en el ámbito agroeconómico-, es real y está debidamente acreditado en los medios de comunicación, donde puede consultarse en las hemerotecas, recuerda Ecobierzo.

Desde Ecobierzo reiteran que los productos tóxicos resultantes de la incineración de residuos son mucho más peligrosos para la salud humana que los lixiviados que la cementera anuncia ‘generosamente’ que suprimirá con la incineración. “Un argumento falaz que solo consigue convencer a ignorantes”.

“Por otra parte, nos resulta evidente que las cementeras no se construyeron en su día para ser convertidas posteriormente en incineradoras, y es por este motivo que muchas de ellas se encuentran ubicadas en zonas no exclusivas que cuentan con una numerosa población”. Desde Ecobierzo recuerdan que la Unión Europea lleva años adoptando medidas en una dirección radicalmente opuesta a la incineración de  los residuos, la cual numerosos estudios consideran nociva para la salud humana. De hecho, la Comisión ya ha aprobado que a partir del 2020 se prohíba incinerar ningún residuo que se pueda reciclar.

Es obvio, dice Ecobierzo, que ningún estudio científico independiente alcanzará a demostrar la prevalencia del recurso a la incineración como el más provechoso para nuestra salud, tal y como defiende Cosmos. “Y, desde luego, no es de recibo que se quemen neumáticos cuando ya pagamos un impuesto para su reutilización, y no precisamente como combustible alternativo”.

“El hecho de que tanto el Gobierno central, como los autonómicos y las propias cementeras, vean en la incineración un beneficio inmediato –cada cual el suyo propio- no es para nosotros ninguna prueba concluyente de que sea la solución que precisamos. En esta dirección recomendamos a nuestras instituciones una separación radical de la materia orgánica –libre de cualquier ‘resto’ que actualmente imposibilita su correcto reciclado-, y también que realicen mayores inversiones en la recuperación y reutilización de otros residuos. También  que se limite al mínimo aquellos que finalmente se incineren. Algo que, por otra parte, exigimos que se realice en instalaciones concebidas expresamente para tal uso, alejadas de poblaciones susceptibles de verse afectadas por sus emisiones insalubres”.

“Desde Ecobierzo consideramos que no hay espacio para la incineración de residuos en nuestra comarca, más aún si se tiene en consideración su especial forma tectónica. El reciente episodio de superación del límite de ozono es un aviso que nos recuerda esta especial característica de la misma, y el retraso de la Junta en informar a la población sobre la situación de riesgo por la que atravesaba se nos presenta como inaceptable. Un hecho que, por otra parte, debería movernos a preguntarnos si no estaríamos depositando una confianza excesiva en quienes incumplen tan manifiestamente con sus obligaciones legales”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador