La concentración convocada por Stop Desahucios para este viernes sufrió una variación importante que cambió la protesta -en apoyo a una familia de Bembibre- por la celebración. En el último momento la entidad bancaria accedió a un acuerdo con los afectados que permitirán al matrimonio respirar con cierta tranquilidad durante los próximos cinco años.

La noticia llegó poco antes del inicio de la concentración, justo cuando la afectada estaba explicando a los medios de comunicación su caso. En ese momento, una integrante de la plataforma transmitió con euforia la noticia que provocó un clima de satisfacción generalizada frente a la entidad, con todas las miradas puestas en el matrimonio que no pudo contener la emoción.

El portavoz de Stop Desahucios, Juan Álvarez, dio a conocer los detalles de este acuerdo, que fundamentalmente consiste en la aplicación de una carencia de cinco años durante los cuales el matrimonio dispondrá plenamente de su hogar, bien para residir en el mismo o para ponerlo a la venta. “Y después de cinco años, si no se consiguiese vender la vivienda y quisiéramos pedir una dación en pago podríamos”, destacó el portavoz de la plataforma. "Con lo cual, hemos conseguido que apliquen la ley después de mucho esperar sufriendo y que hayamos tenido que provocar esta situación”.

Para la plataforma antidesahucios no hay lugar a ninguna duda de que este acuerdo ha sido fruto de la presión social ante situaciones en que los ciudadanos se ven afectados por decisiones bancarias contrarias al código de buenas prácticas que, dijo Juan Álvarez, firmó el Gobierno con las entidades financieras. “Que cumplan la ley de buenas prácticas: dicen que en 30 días nos van a dar respuestas, y si nosotros presentamos una documentación hoy dentro de 30 días nos tienen que decir que sí o que no, y si nos dicen que no nos tienen que dar una solución. Y es lo que exigimos”.

Esta situación pudo haberse resuelto antes, lamentó el portavoz de Stop Desahucios, “hace un mes o dos meses”, siempre en virtud de este código. Pero no ha sido así. Clamó por una equidad ante este tipo de situaciones porque “no es justo lo que están haciendo, hay gente que lleva muchísimos tiempo sin cobrar, gente que no puede comprar ropa ni para sus hijos y que los están acosando día a día, y hora a hora”. 

 

Una hipoteca a los 75 años sin seguro por fallecimiento

El caso de este matrimonio está rodeado de un conjunto de circunstancias que, al margen de las cuestiones legales, en el fondo aprecian una más que dudosa ética por parte de las entidades bancarias.

Según explicó la familia, esta situación deriva del fallecimiento de un hombre, padre de la mujer, que hace ahora doce años adquirió una vivienda con una hipoteca “por más de 30 años y sin seguro”. Todo aparentemente normal si no fuera porque el hombre “tenía 75 años”, aseguró ella. Es decir, dejaría de pagar con más de cien años.

Con la edad, el comprador sufrió serios problemas de salud que derivaron en una situación de Alzheimer y demencia. En ese momento tuvo que ingresar en la residencia y fueron su hija y su yerno quienes asumieron el pago del piso.

El hombre falleció en octubre de 2011.”Pregunto qué tengo que hacer para hacerme cargo de la hipoteca y me dicen que siga pagando que se van a arreglar las cosas”, explicó la mujer.

Para colmo de las desgracias, su marido, minero de profesión, se quedó sin trabajo y los medios económicos se esfumaron. “Hacerse cargo con una hipoteca con las condiciones de mi padre es imposible. Sin seguro, sin ayudas y sin nada. No tienes nada”. Pero quedaban más de 20 años de hipoteca por pagar.

La entidad bancaria pretendía que la hija del fallecido y el marido de ésta se hicieran cargo de las deudas por la herencia, algo que por el momento no habían hecho a la espera de vislumbrar alguna solución.

Ahora, justo el mismo día en que recibieron el apoyo de sus compañeros de Stop Desahucios y de varias decenas de personas que se acercaron, algunos tímidamente, a conocer su caso, la cosa cambió drásticamente y van a poder vivir, junto a sus dos hijos pequeños, sabiendo que mañana no se quedarán en la calle. Por delante tienen cinco años en que esa mala fortuna que les ha perseguido, más pronto que tarde, tendrá que cambiar.

 

Este acuerdo se convierte en un ejemplo para las otras entidades bancarias

Si bien la actitud de La Caixa concediendo una hipoteca –en época de bonanza económica- a un hombre de 75 años durante 30 años, es más que cuestionable, al final el acuerdo se ha convertido en un ejemplo a seguir. Y así lo puso de manifiesto expresamente la plataforma Stop Desahucios, que dejó bien claro que “todas las entidades tendrían que tomar ejemplo de esta entidad”, aseveró Juan Álvarez. No por otra cosa: “si ellos pueden, los otros también”.

Con este acuerdo Stop Desahucios expresó su satisfacción y “a partir de ahora con más energía”. “La gente está acostumbrada a que o se pone la pierna encima de la cabeza o no responde. Nosotros no vamos a poner la pierna, ahora vamos a poner todas las piernas de la plataforma”.

A partir de este momento seguirán luchando en defensa de las familias que están en riesgo de desalojo, y lo hacen con un mensaje muy claro: “nosotros antes parecíamos las hermanitas de la caridad, ahora vamos a ser los ogros de la caridad”. Todo ello para “nuestras familias salgan con solución favorable”.

Comentarios  

0 #16 Pues que me alegroOtro más 27-08-2013 18:08
Oye, además de publicar las tarifas, comisiones, y gastos, ¿Porqué no ponen en los tablones de anuncios de las sucursales los objetivos que les marcan sus jefes? o sea los "productos" financieros que tienen que vender.

Y ¿Porqué estos "productos" no llevan una etiqueta como las latas de sardinas?

Y...

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador