La nueva directora provincial de Educación, Emilia Villanueva, aseguró este viernes que no ha tenido tiempo para ahondar en una de las polémicas heredadas de su antecesora en el cargo : la supresión de la asignatura de latín a cuatro estudiantes del I.E.S. Señor de Bembibre. Su visita para participar en un acto del instituto "Álvaro Yáñez" no ha servido para despejar ni una sola duda, ni mucho menos para contrastar la versión de los padres, que acusa al centro de imponer una asignatura a los estudiantes que no es la que habían escogido.

Hasta en dos ocasiones Emilia Villanueva evitó pronunciarse al respecto: “todavía no tengo información para poder trasladarles oficialmente, acabo de llegar y tengo que tener un poco más de información”. Análoga respuesta la que dio al respecto de otra polémica en Camponaraya, la petición de desdoblamiento de la unidad de infantil. Manifestó que “son temas más delicados que necesitan un trabajo más fino, que necesitamos más reuniones”.

Al margen del desconocimiento de la máxima responsable en educación sobre temas que le competen, los padres de los cuatro estudiantes matriculados en latín denuncian que a fecha de hoy, cuando han pasado más de dos meses desde el inicio del curso escolar, nadie ha dado una sola solución a los escolares. Es más, la situación se ha agravado y aseguran que el centro ha decidido por ellos las asignaturas.

Insisten en exigir soluciones pero lo que está claro es que nadie les devolverá el tiempo que han invertido en luchar por recuperar la asignatura en la que estaban matriculados. Por lo pronto apelan a que haya un cambio de decisiones que les permita volver a tener la asignatura que eligieron antes del inicio escolar.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador