Desde el día 30-11-1833, y por división triprovincial del Reino Leonés, figuran las demarcaciones territoriales  provinciales de Salamanca, Zamora y León, y tal situación ha estado conformando la vida diaria de sus habitantes durante estos 175 años.

El inicio conocido de la provincialización de la España Nación, con el Real Decreto de Javier de Burgos, en el Gobierno Regente de la Reina Consorte  Maria Cristina , durante la minoría de edad de la Reina Isabel II, plasmó en el Siglo XIX la fecha del 30-noviembre-1833, como el comienzo de una situación administrativa, no exenta de alta inestabilidad, pero que, por diversas hechos, vericuetos y circunstancias, quedo plasmada en una fijación “cuasi” permanente, hasta tal grado que se categorizo  de forma constitucional.

El conocido Articulo 2 del Real Decreto de 30-11-1833, nos sitúa en  la generalización provincial de la España Nación, de la siguiente forma: “““Artículo 2. La Andalucía, que comprende los reinos de Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla, se divide en las ocho provincias siguientes: Córdoba, Jaén, Granada, Almería, Málaga, Sevilla, Cádiz y Huelva. El de Aragón se divide en tres provincias, a saber: Zaragoza, Huesca y Teruel. El principado de Asturias forma la provincia de Oviedo. Castilla la Nueva continúa dividida en las cinco provincias de Madrid, Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara. Castilla la Vieja se divide en ocho provincias, a saber: Burgos, Valladolid, Palencia, Ávila, Segovia, Soria, Logroño y Santander. Cataluña se divide en cuatro provincias: Barcelona, Tarragona, Lérida y Gerona. Extremadura se divide en las de Badajoz y Cáceres. El Reino de León en las de León, Salamanca y Zamora. El de Murcia en las de Albacete y Murcia. El de Valencia en las de Valencia, Castellón de la Plana y Alicante. Pamplona, Vitoria, Bilbao y San Sebastián son las capitales de las provincias de Navarra, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa. Palma la de las Islas Baleares. Santa Cruz de Tenerife la de las Islas Canarias.”””.

Con ello vemos que las provincias leonesas y las otras provincias, tienen una  decisión común origen, y por tanto, cuando al resto de las provincias españolas las enlazamos en el todo referencial próximo, igual tiene que ocurrir con las  tres provincias leonesas .Decir de Cáceres y Badajoz, es hablar de Extremadura, como decir de Zaragoza, Huesca y Teruel es hablar del Reino Aragonés, y, por ende,  decir de Salamanca, Zamora y León es hablar del Reino Leonés.

Las provincias que cumplen 180 años el día 30-11-2013, no solo hacen ellas tal cumpleaños, ya que, en lo que se refiere a esa formalización como demarcación geográfica que las engloba, esta su referente regional, como Región Histórica, que las une indisolublemente. Así de las Regiones Históricas de: Cataluña ( con 4 provincias), Andalucía (con 8 provincias), Reino Valenciano(con 3 provincias), Reino Leonés (con 3 provincias), Galicia (con 4 provincias),etc., también hacemos su 180 efemérides, y lo hacemos en atribución  a la concreción/demarcación/fijación territorial de 1833 aunque sus nombres históricos nos lleven a otras situaciones y ambientes anteriores medievales que, en buena lógica, se corresponde con otra distribución territorial, aunque sus rasgos antropológicos se concatenan,  en un suma y sigue, en distinción identitaria.

Estas nuestras Regiones Históricas y sus provincias correspondientes han quedado constitucionalizadas ya en España en dos ocasiones, primero con la  Constitución Republicana de 1931 y segundo con la Constitución Monárquica de 1978. Las dos Constituciones asumieron al completo, sin excepción alguna, las Regiones Históricas del Real Decreto de 30-11-1833 y, a la vez, las provincias que componían cada una de ellas, es más, en el ínterin que entre ambas supuso la Dictadura de Franco Bahamonde se mantuvieron, a todos los efectos jurídicos, tanto las Regiones Históricas como las correspondientes provincias que las componían. Estamos hablando, al citar la Constitución´1931 y la Constitución´1978, de algo extraordinariamente importante dentro  de un sistema político democrático, en plena acción de su Estado de Derecho, hablamos, ni más ni menos, que de: la Voluntad Soberana de la Nación Española. Esa voluntad cívica nacional, reconoció, a plenitud constitucional  sin mácula o duda alguna, al Reino Leonés {Salamanca-Zamora-León} como Nacionalidad y Región de la España  Nación el día 6-diciembre-1978.

Estamos aquí, y en el ahora de la comparecencia pública, en una Región Histórica, Constitucional y Antropológica de la España Nación, como es el Reino Leonés, con sus tres provincias: Salamanca, Zamora y León, en su 180 aniversario y estamos con nuestro gentilicio regional, o sea, estamos aquí nosotros: los leoneses, que sean felicidades para todos los habitantes de sus cuarenta y una comarcas naturales, que son nuestros convecinos y para aquellos que, por  necesidad vital, hoy día viven en la diáspora de la emigración, todos ellos  (desde nuestro reiterado “adelante leoneses”  de los terceros domingo de mayo en Valorio) forman emocional, fraternal y solidariamente este País Leonés como un hito trascendente, importante y cimero de la España Nación y de la Unión Europea.

Francisco Iglesias Carreño (Presidente del PREPAL)

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador