Si bien parecía que la negociación entre la familia de Bembibre afectada por la hipoteca del BBVA y la entidad bancaria iba por buen camino, tan sólo dos días han sido necesarios para invertir la situación y retroceder al estado inicial previo a la orden de desalojo. En estos términos se pronunció el coordinador de Stop Desahucios, Juan Álvarez, que confirmó que el banco ha rechazado el planteamiento de la familia y les exige la devolución inmediata de las llaves y el pago de 115.000 euros por la deuda hipotecaria contraída.

La plataforma anti desahucios se ha mostrado crítica con la postura del banco que, reprocharon, rechazó la negociación con el colectivo aduciendo que “no teníamos poderes”. En este sentido, Álvarez lamentó que hubieran negociado sólo con el afectado, “que es de nacionalidad extranjera y no tenía conocimiento de lo que firmó, no estuvo asistido por un intérprete”.

La negociación tuvo lugar el pasado jueves por la mañana. Estaba prevista para las 10 de la mañana y “aprovecharon que nosotros llegamos unos minutos tarde por el desplazamiento, entraron con el cliente y nos prohibieron la entrada”, denunció. “El banco nos dijo literalmente que no tenían por qué hablar con nosotros si el cliente no quería, pero el cliente jamás dijo eso”, criticó Juan Álvarez, que acusó a la entidad de faltar a la verdad con sus argumentos.

De hecho, añadió que el cabeza de familia otorgará estos días poderes a la plataforma Stop Desahucios para que puedan actuar en su nombre e instar la anulación de los acuerdos “simplemente porque no sabía lo que estaba firmando”. “Ha firmado documentos de todo tipo, de ampliación de crédito, sin saber lo que estaba firmando”.

Lamenta que el banco haya rechazado la dación en pago y alquiler social, tal y como pedía la plataforma, y que mantenga su intención inicial de recuperar la deuda sin aportar soluciones, después de que el Juzgado hubiera otorgado la propiedad de la vivienda a la entidad bancaria. Tras este distanciamiento es de esperar que de forma inminente esta familia, compuesta por un matrimonio y cuatro hijos menores de edad, se quede en la calle. Desde Stop Desahucios ya han comenzado a prevenir a sus integrantes y a la ciudadanía ante la posibilidad de que se produzcan movilizaciones para intentar evitar el desalojo.

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
warhol_360