El X Consejo de Presbíteros de la Diócesis de Astorga se hizo eco del encuentro bianual de Vicarios y Arciprestes de la Provincia Eclesiástica de Oviedo, a la que pertenece la diócesis, celebrado en Santander el mes pasado. En el encuentro se examinó la situación de los sacerdotes, su número decreciente y los nuevos problemas a los que han de enfrentarse.

A partir de esa información, el Consejo se enfrentó al estudio de una situación caracterizada por un número cada vez más elevado de pueblos con muy pocos habitantes y un descenso del número de sacerdotes. Se trataba de buscar soluciones para mantener el culto católico en esa nueva situación, planteando las agrupaciones de pueblos en actos de culto comunitarios y apoyar nuevas iniciativas laicales.

La reunión sirvió también para estudiar el borrador del Presupuesto Diocesano para el próximo año. En ese contexto se debatió el tema de los inconvenientes que plantea la tasa del Gersul, ya que existen pueblos con muy pocos habitantes y pocos actos de culto que tienen un templo de muchos metros cuadrados, con lo que se genera una desproporción entre los ingresos de esas pequeñas parroquias y la tasa de Gersul que deben abonar.

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador