Frente a la tendencia de recortes y supresión de servicios, en esta ocasión la gripe ha obligado a reabrir un ala de urgencias del Hospital del Bierzo. La razón: un importante número de pacientes con gripe que ha ha desbordado, en la práctica, las posibilidades de estas dependencias. En total han sido habilitadas 30 camas que fueron cerradas hace un año, una medida que va unida a un refuerzo de seis efectivos entre auxiliares y enfermeros.

Los pacientes que ingresan en el complejo hospitalario tienen patologías respiratorias que ven agravadas por la gripe, lo que obliga a disponer de unos medios adicionales.

Con esta medida el gerente del Hospital expresó su intención de dar servicio a este brote de gripe que se ha adelantado respecto a las fechas habituales en años anteriores, entre los meses de febrero y marzo.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}