La Asociación Cultural Ecobierzo expresa su satisfacción ante la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que rechazó el recurso presentado por la empresa Canteras Industriales del Bierzo S. A. (Catisa),  propiedad del Grupo Martínez Núñez, mediante la cual ordena la paralización de la actividad en la cantera que actuaba en el Espacio Natural de Las Médulas.

La cantera carecía finalmente de licencia ambiental, pero aún así solicitó en el año 2012 permiso para ampliar su zona de explotación minera, a lo que Ecobierzo respondió con alegaciones en contra. El día 18 de enero de 2012 Ecobierzo presentó a la Junta alegaciones contra la concesión de la Licencia Ambiental a Catisa.

Para el ecologismo berciano la decisión judicial representa una nueva victoria de la legalidad “sobre los que se han creído que todo el campo es orégano”. Al final, las aguas retornarán a su cauce. Ahora bien, ¿quién, tras esta sentencia, restaurará la cantera que tanto afea la vista de Las Médulas desde el mirador de Orellán?, se preguntan.

Ecobierzo cree que la responsabilidad de la Junta es evidente, y que si el empresario está en quiebra, como señalan todas las informaciones, es ella quien de asumir este coste. “Para eso se establecen unas garantías que creemos que en este caso no se han cumplido”.

Ecobierzo recuerda también que en su momento propusieron un cierre paulatino de la cantera, “en un plazo de dos a cinco años”, hasta su clausura definitiva. Y que además pidieron a la Junta su intervención ante el empresario para que la decisión fuese acompañada “de un proyecto viable de recuperación del impacto paisajístico originado".

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 


 

warhol_360