A pesar de que el temporal ‘Petra’ no llegó a irrumpir en la comarca, un bembibrense ha sido uno de los afectados más graves por las consecuencias de esta ciclogénesis explosiva que provocó una crecida del río Sar en Santiago de Compostela arrastrando lo que encontró a su paso. Incluido el coche de Juan Carlos Escudero, que fue engullido por el río.

Este vehículo, que estaba estacionado sin ocupantes en la zona de Brañas de Sar, protagonizó ayer los informativos de todo el país por lo espectacular del suceso. Las fuertes lluvias provocaron la crecida del río que alcanzó el coche y lo arrastró hasta el propio río.

Juan Carlos trabaja en Santiago de Compostela y justo ayer le correspondía por turno llevar su vehículo en la parada que hacen para comer. Una pequeña parada de media hora. Según relató su hermana, a la salida el coche ya no estaba en su lugar, y lo primero que pensaron es que alguien lo había robado.

Los bomberos recibieron el aviso a las 15.48 horas informando de un vehículo desocupado que se había precipitado al río. Desplazaron un equipo para la estabilización del coche y evitar que el río siguiera arrastrándolo.

Todavía esta misma mañana los bomberos consiguieron sacar el vehículo del río. A la espera de hacer una valoración de los daños, el propietario no es optimista por la virulencia del arrastre y por el tiempo que ha permanecido el automóvil en el agua. Además, en estas circunstancias los seguros no acostumbran a cubrir estas incidencias derivadas de una meteorología adversa, como es este caso.

Ésta fue una de las muchas consecuencias del temporal, que se ha concentrado en el norte del país con vientos huracanados de hasta 140 kilómetros hora y fuertes lluvias, poniendo en alerta a la comunidad gallega. Aunque no llegó a afectar con esta virulencia al Bierzo, sí se dejó notar en poblaciones tan próximas con El Barco de Valdeorras.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador