La familia de Bembibre en riesgo de desahucio por una deuda de más de 115.000 euros con la entidad bancaria BBVA se encuentra a la espera un pronunciamiento judicial sobre la situación de exclusión social. Este informe se presenta como el último cartucho y, en caso de ser favorable, permitiría demorar la orden de desahucio tres años o hasta que esta familia encuentre un lugar para vivir, tal y como informó el coordinador de Stop Desahucios, Juan Álvarez.

El colectivo se mostró confiando sobre el sentido final de este informe por cuanto, remarcó el portavoz, “el número de miembros de la unidad familiar es muy alto”. Un núcleo familiar que está compuesto por un matrimonio y sus cuatro hijos, todos ellos menores de edad.

En caso de que el informe finalmente sea favorable, el banco no podrá ejecutar la orden de desahucio de esta familia durante un periodo de tres años en que la familia deberá buscar un lugar para alojarse.

La plataforma advirtió en cualquier caso que, a pesar de que la vivienda fue subastada, la familia no tuvo conocimiento de estos hechos, y apuntó a problemas de idioma y de conocimiento que pudieron impedir que recibieran correctamente esta información.

Asimismo, Juan Álvarez se mostró crítico con la política de ejecución hipotecaria que faculta al banco quedarse “con una mochila de 130.000 euros de deuda a la espalda que vamos a intentar negociar para que se elimina y la familia que se quede sin carga económica”.

En cualquier caso, en el supuesto de que finalmente haya una orden de desalojo inminente, estas seis personas no quedarán en la calle ya que el Ayuntamiento reserva una de las cinco viviendas de los maestros para su alojamiento de forma provisional.

Noticia relacionada:El coordinador de Stop Desahucios pide una reunión con el subdelegado del Gobierno y asegura que no pagará la multa por la protesta de Bembibre

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador