La Asociación Cultural Ecobierzo presentó el pasado viernes, día 7, una denuncia ante el Seprona, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Junta de Castilla y León y el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, por las voladuras registradas en la cantera de Catisa el lunes día 3. En el registro la asociación también solicitó que se procediese a una investigación de esos hechos.

Este día 10, la asociación ha vuelto a presentar nuevas denuncias ante los mismos organismos  al tener conocimiento de que ésta continúa en funcionamiento, por la noche, lo que contraviene las sentencias  del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de León y del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, así como las propias advertencias de la Junta,  que han sido tajante a la hora de prohibir cualquier actividad extractiva en la mencionada cantera, al carecer ésta de licencia ambiental y urbanística.

La asociación, que ya visitó la oficina del  fiscal de Área la semana pasada, celebrará durante esta semana una reunión para exigir que se cumpla la legalidad.

Ecobierzo recuerda que, en 2012, varias asociaciones presentaron alegaciones contra la ampliación de la zona minera, solicitada pore el ayuntamiento de Carucedo. En aquel momento la asociación propuso a la Junta que se procediera a un cierre planificado de la cantera “en un plazo de dos a cinco años”, hasta su clausura definitiva. Y también pidió que la decisión fuese acompañada “de un proyecto viable de recuperación del impacto paisajístico originado". Lo que no parece haberse producido.

Ecobierzo considera necesaria esta recuperación paisajística al situarse la cantera dentro del Espacio Natural de las Médulas, declaradas patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997, y afectar con un impacto visual notable al mismo.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE} 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador