El bembibrense Conrado Semedo se ha librado por segunda vez de la deportación a Cabo Verde programada para este martes en un vuelo regular, según confirmó su hermano Tony. Igual que ocurriera el pasado 21 de febrero, el comandante se negó a despegar ante la negativa del bembibrense, al que trasladaron "amordazado y con una camisa de fuerza".

En estos términos se expresó su hermano, que comunicó la nueva en su cuenta de Facebook. "Últimas noticias", dice. "El comandante del vuelo se negó a recoger a bordo a mi hermano por llevarlo amordazado con camisa de fuerza". En declaraciones a Bembibre Digital, Tony confirmó que Conrado permanece en España y expresó su satisfacción por esta segunda expulsión frustrada, lo que da un respiro a la familia que juega ahora con el tiempo a su favor. De hecho, si este próximo sábado no lo hubieran deportado la familia confía en que lo mandarían para casa.

Tony aseguró que pudo hablar personalmente con su hermano esta misma tarde sobre las 20.30 horas, una vez había sido trasladado ya al Centro de Internamiento de Emigrantes, CIE. Conrado le explicó los hechos y le dijo que lo habían intentado deportar, tal y como explicó, maniatado y con camisa de fuerza.

Ahora, permanecerá en el CIE hasta ser deportado o bien hasta que finalice el plazo legalmente establecido de 60 días desde su ingreso. Un plazo que concluye el sábado. A partir de este día puede suceder, bien que reinicien la deportación o bien que sea puesto en libertad, algo que la familia considera que "es lo más justo", y que les permitiría ganar tiempo para poder demostrar que no intentan deportar a un caboverdiano, sino que pretenden expulsar a un ciudadano español, tal y como había manifestado el hermano en la emisora FM Bierzo a finales del pasado mes de febrero.

Por su parte, desde SOS Racismo aguardaron toda la tarde en el aeropuerto de Barajas para intentar frenar la deportación implicando al pasaje del vuelo. La portavoz del colectivo, Ione Belarra, explicó a Bembibre Digital que habían difundido información entre los pasajeros del vuelo para que fueran conscientes de lo que estaba sucediendo, y les pidieron que comunicaran los hechos a la tripulación. Desde dentro, nadie informó oficialmente a SOS Racismo de lo que sucedía, si finalmente el avión despegó o no con Conrado rumbo a Cabo Verde o si consiguió quedar en tierra. Incluso denuncian las trabas en el acceso a la información para conocer los hechos, trabas que tienen hasta los propios familiares que pueden pasar horas llamando para intentar contactar con un interno ya que sólo hay una cabina que comunica casi todo el rato. De hecho, la primera noticia que tuvo SOS Racismo fue por Bembibre Digital.

El hermano de Conrado, Tony Semedo, también dijo que su hermano le transmitió que "han tenido mucho que ver los de SOS Racismo para librarse de la deportación".

 

Noticia relacionada: La familia de Conrado exige justicia para este bembibrense que nació en el Hospital de El Bierzo

Noticia relacionada: Conrado Semedo, el bembibrense tratado como emigrante para ser deportado a Cabo Verde

 

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
warhol_360