Fotografía: dos voluntarias de Cáritas organizan la ropa que reciben

El perfil de la pobreza ha variado sustancialmente en muy poco tiempo. Ya no existe un segmento poblacional claramente definido, aunque prevalecen ciertos colectivos como inmigrantes y las denominadas en sociología familias desestructuradas; la pobreza afecta a indiscriminadamente a cualquier núcleo familiar, familias de todo tipo que ya no pueden aguantar más los efectos de la crisis económica y la imposibilidad de encontrar un trabajo.

Así lo ponen de manifiesto las estadísticas que maneja Cáritas en Bembibre, que actualmente atiende a 180 familias. O lo que es lo mismo, cerca de 500 personas. De este número total de familias atendidas, la práctica totalidad (170 familias) se encuentran en una situación de extrema necesidad.

Familias bembibrenses con todos los miembros de paro y pensionistas que ya no pueden dar de comer a sus hijos, a las parejas de sus hijos y a los nietos, son los dos grandes grupos que se suman al perfil tradicional de la pobreza. 

Esta radiografía también pone de manifiesto otro gran problema que es el proceso de cronificación de la pobreza. Personas y familias enteras que una vez entran en esta situación de pobreza multiplican exponencialmente las dificultades para recuperar la condición anterior

 

Dependientes del programa de alimentos de Cáritas para poder comer

El programa de reparto de alimentos de Cáritas se ha convertido en el sustento de numerosas personas que  pueden llevarse algo a la boca gracias al trabajo voluntario de una treintena de personas y las aportaciones de ciudadanos anónimos, bien sean económicas o en especie. Personas que ya no es que no puedan llegar a fin de mes, sino que directamente no tienen recursos para comer.

Consola Martínez es la coordinadora de actividades de Cáritas, y dedica buena parte de su tiempo a gestionar los escasos recursos con los que cuenta la ONG –que sobrevive gracias a las donaciones particulares- y el trabajo de voluntarios y voluntarias para ayudar a quienes tienen una mayor necesidad. "De las 180 familias, más de la mitad tienen una edad de entre 30 y 50 años, es decir, están en edad de trabajar", expresó Consola. Pero la precariedad laboral ha sido determinante para limitar las posibilidades de estos grupos de personas que, en muchos casos, incluso cuando encuentran trabajo es de carácter temporal.

"Cáritas es el último recurso", lamentó. Es decir, una vez que ya no tienen el sustento de sus familiares. En muchos casos, reconoció Consola, porque la familia ya no tiene capacidad para alimentar a más personas.

 

Otros programas de la ONG para apoyar a quienes más lo necesitan

Pero la ONG confía en aportar sustento más allá de lotes de alimentos, ropa o servir la comida en caliente. Y en concreto lo hace con un programa de arrendamiento de terrenos abandonados o en desuso para ceder a familias que tienen una mayor necesidad. De esta forma, consiguen aportar una parte de alimento mediante el fruto del trabajo y conseguir mantener la actividad de los beneficiarios. Pero, fundamentalmente, también se consigue evitar otro de los riesgos de la pobreza y es una situación de dependencia de la caridad.

Dentro de los ejes tradicionales de actuación de Cáritas se encuentra el comedor social que procura alimento a personas que vienen de paso o residentes con problemas serios que no tienen donde vivir. Actualmente sirve comidas para entre 3 y 4 residentes de la zona así como para los transeúntes que lleguen a las dependencias de la ONG en Bembibre. Sirve entre 2 y 8 comidas, dependiendo del día y de la época del año.

Fotografías: voluntarias preparan la comida para personas que hacen uso del programa de comedor

Otro de los programas que mantiene Cáritas con éxito es un proyecto de alfabetización de mujeres emigrantes con el único fin de fomentar la integración. Actualmente forman parte del mismo 11 mujeres que acuden con los niños. Éstos, tienen asistencia de cuatro maestros voluntarios que se van turnando para profundizar en las materias del día a día y la ONG también les prepara la merienda diaria. Este programa también incluye talleres de costura y de cocina para las mujeres.

Cáritas también recoge la ropa que los usuarios no quieren y luego reparte entre los beneficiarios del programa. Asimismo, cuenta con un servicio de asesoría con una trabajadora social que trabaja en Bembibre para atender todo tipo de necesidades, un servicio jurídico con un abogado voluntario que atiende todo tipo de cuestiones, principalmente laborales y de desahucio,  y contribuye económicamente al pago en casos extremos tales como un viaje por cuestiones médicas o administrativas de los beneficiarios.

 

En las fotografías, diferentes voluntarios y voluntarias de Cáritas en Bembibre realizando las labores de un día cualquiera en el ropero, cocina y organización de las labores diarias

 


{module GOOGLE PIE DISPLAY}

 

 

Comentarios  

0 #1 ufffffffff 13-03-2014 15:31
Que importante es conocer la labor que se hace desde esta organización. A ver si los que podemos nos animamos más a colaborar, que nunca se sabe si algún día no podemos necesitar también ayuda.

Es gratificante saber que hay tanta gente voluntaria trabajando, incluido profesores, abogado, asistente social... me enorgullezco de mis vecinos. Lástima que haya tanta gente que los necesite, pero ahí están.

Igual falta decir como puede colaborar el que quiera, con su trabajo, con comida o con el préstamo de terrenos que no se cultivan.
0 #2 Bembibre Digital 13-03-2014 18:45
Muchas gracias por su comentario. Nos hemos centrado en este enfoque, pero desgraciadament e este tema nos daría para mucho más. Cierto es que no hemos puesto nada referente a la forma de colaborar, pero si es su intención no deje de pasar por la sede Cáritas, al lado del teatro Benevivere, frente al patio del colegio Pradoluengo. El número de teléfono es el siguiente: 987 51 16 78.

Un cordial saludo.
0 #3 bembibrense 13-03-2014 21:36
Enhorabuena al pueblo de bembibre tan generoso y a la encomiable y gran labor de consola y de las voluntarias q entre todos hacen posible este proyecto
0 #4 marcial 14-03-2014 02:31
Que gran labor de estas personas que con su entrega y esfuerzo , ayudan a estas familias.Gracia s a Cáritas por todo este trabajo tan inmenso y en especial a estos voluntarios
0 #5 ciudadano 14-03-2014 10:58
Nada mas son 180 familias las que necesitan asistencia social, yo creía que eran más, pues teniendo los gobernantes que tenemos, esperaba que fueran más. Hoy salieron los nuevos impuestos que elaboraron los SABIOS (Borregos; digo yo) estos ineptos hablan de deberes para pagar, no dicen nada de la forma que tenemos, los que tenemos que pagar, no dicen la forma de conseguir ese dinero que tenemos que conseguir, para que ellos sigan viviendo a cuerpo de rey. Estos SABIOS (Con orejas) dicen que han escudriñado a todo títere con cabeza, no se han detenido, en ver de que pueden vivir todos estos señores que no tienen trabajo, como ellos cobran sueldos impensables, como van a pensar, en los que no tienen ni para vivir. Dentro de unos mese habrá votaciones TODO MUNDO A VOTAR, PERO SU VOTO QUE SEA EN BLANCO nadie merece nuestro confianza
0 #6 uno 14-03-2014 12:10
No deberían mezclarse esas cosas con esta noticia, pero ya que hablas de votar en blanco te diré que eso es lo que quieren los que están haciendo estas políticas. Saben que la gente no les va a votar y lo que no quieren es que votemos, porque los votos de su entorno los tienen seguros y somos nosotros los que podemos echarlos de ahí. Ellos serían felices con lo que tu propones.
Creo que la solución es votar a quienes ofrezcan una forma de hacer las cosas diferentes, pensando en la gente y no en aprovecharse de ella.
Mi reconocimiento a todas estas personas que están trabajando en cáritas.
0 #7 PolíticosCulturero 14-03-2014 18:58
Cuando los políticos se acercan a los ciudadanos para inaugurar...... o a ser mantenedor de......o algunos actos de tales características ; habría que obligarles a visitar estos lugares de solidaridad y hablar con sus organizadores y usuarios, a ver si se les cae ( la cara o la careta que tienen) de verguenza y colaboran y dictan leyes para que estas cosas no sucedan, pero claro, pobrecitos, !que pueden hacer ellos!. Vaya mi admiración y respeto hacia todas los personas voluntarias que hacen la vida un poco más llevadera a los más necesitados.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador