El Partido Popular de León ha comenzado la campaña a las elecciones Europeas en la comarca del Bierzo, donde ha celebrado un acto con alcaldes, portavoces y simpatizantes. En este primer encuentro, el secretario provincial y diputado nacional, Eduardo Fernandez ha asegurado que el PP va a dedicar la campaña “a explicar a los ciudadanos lo importante que son las elecciones europeas, lo importante que son para ellos las competencias del Parlamento Europeo”, en un momento en que la mayor parte de la legislación emana de la normativa comunitaria. Pero, al mismo tiempo, ha recordado que hay que subrayar “lo importante que es que España tenga un grupo parlamentario muy fuerte en Europa, que dentro del Partido Popular Europeo sea de los grupos más fuertes para defender nuestros sectores más importantes”.

Fernández ha pedido a los cargos del partido que explique a los bercianos la necesidad de “no retroceder” y de volver atrás a una situación de “quiebra” como la que dejó el PSOE. “los ciudadanos ya saben lo que da de sí la gestión socialista y que el PSOE nunca nos ha defendido  y menos en la UE. Éramos un problema y cuando eres un problema, no cuentas para ser parte de la solución y los países grandes no cuentan contigo. Estás marginado. Y eso es lo que se encontró el PP que estaba alejada de la UE, que no contábamos nada por un gobierno irresponsable”, ha explicado.
Como muestra de esto, el diputado nacional ha puesto como ejemplo la negociación que el PSOE efectuó en Europa en “perjuicio absoluto del sector minero”.

Ha señalado que “ante los que se erigen como defensores de la minería, hay encararse y recordarles que durante su gobierno lo único que hicieron es poner fechas de caducidad al sector y por tanto, aquellos que firmaron su defunción por su nula capacidad negociadora, ahora no pueden vender humo”.

Además, ha recordado que el 31 de diciembre de 2014 es la fecha en la que finaliza la operatividad del Decreto de Restricciones, que fue firmado por el ministro Miguel Sebastián, quien se comprometió expresamente a que no hubiese más prolongación del mecanismo de las ayudas después de esta fecha durante el Gobierno de Zapatero. La segunda fecha clave es el 1 de enero de 2016, que es la fecha en la que estas empresas tienen como tope para haber realizado las inversiones para poder quemar el carbón nacional. El 31 de diciembre de 2018 es la fecha que Zapatero fijó con la Unión Europea para que se terminaran las ayudas al carbón.

El objetivo del Gobierno actual y del PP es conseguir que “la minería que pueda ser competitiva siga produciendo más allá del 2018 y no tenga que devolver las ayudas. Hay que considerar que se trata de una fuente de energía propia que, si consigue tener unos costes aceptables, supone un elemento estratégico para España”.

Eduardo Fernández ha reiterado que la minería “tiene futuro” y ha garantizado que el Partido Popular vamos a "pelear” en Europa para que Parlamento comunitario "deje seguir trabajando" a las explotaciones que sean viables en ese horizonte, lo que "abriría la puerta" al futuro de las cuencas leonesa.

Además, recuerda que las centrales térmicas tienen que cumplir con la directiva de emisiones industriales, por lo que Partido Popular también trabajará para garantizar que el 7,5% de producción energética en el mix a partir del carbón que establece el nuevo marco del carbón “se va a mantener en el tiempo, lo que permitiría acometer inversiones importantes para cumplir con esta directiva”.

Esas son dos cuestiones básicas para el futuro del carbón, pero hay otras propuestas también importantes que ha puesto de manifiesto. “La última directiva europea en materia energética contempla un plan para toda la Unión de ahorro del 20% del consumo de energía primaria. España debe aprobar ese plan, con vigencia de 2014 a 2020; y nuestro territorio debe entrar de lleno en este proyecto, porque eso permitiría que se revitalizasen muchas industrias”.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
warhol_360