El juicio por el descuartizamiento de Rosa del Mar, que tuvo lugar en el mes de noviembre de 2012, se celebrará durante este lunes y martes en la Audiencia Provincial de León. El órgano judicial procede esta mañana al nombramiento del jurado que dará paso por la tarde a la celebración del juicio oral, contra el autor confeso del crimen, Manuel dos Anjos.

El veredicto se dejará en mano de un jurado popular compuesto por nueve personas que deberá valorar los hechos a los efectos de determinar el ulterior grado de culpabilidad y la consideración del suceso. Fundamentalmente será determinante si el autor de los hechos obró en conciencia con sus facultades mentales intactas o, en su defecto, alteradas por la ingesta de alcohol. En definitiva, si se trata o no de asesinato.

El juicio dará comienzo a las 16.30 horas con el interrogatorio al acusado. A las 18 horas será la hermana de la víctima, Luisa Jiménez, así como otros dos testigos, quienes relatarán los hechos ante el tribunal. Posteriormente harán lo propio funcionarios de la Guardia Civil que tuvieron que intervenir en el crimen. 

Mañana martes será el turno para los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía de A Coruña donde el autor de los hechos confesó el descuartizamiento de su compañera, así como los forenses que elaboraron los informes correspondientes.

Fiscalía pide una pena de 18 años de cárcel y 400.000 euros de indemnización para sus hijos considerando que se trata de asesinato. Fundamentalmente lo hace en base de los últimos informes forenses y el agravante de que entre ambos existía una relación afectiva, determinantes para esta consideración en lugar del homicidio. Por su parte, las acusaciones popular y particular, con esta misma consideración de asesinato, elevan la petición a 20 años de cárcel en función, y la acusación particular pide cinco meses más por profanación de cadáver.

La defensa pide la libre absolución de Manuel dos Anjos “con todos los pronunciamientos favorables y las costas declaradas de oficio”, concretamente porque, justifica, “el modo en que se desarrollaron los hechos no son constitutivos de ilícito penal”. En último caso, entiende que debería considerarse como homicidio. 

La relación de hechos sobre los que deberá pronunciarse el jurado es si el imputado mantenía una relación de pareja con la víctima, conviviendo una nave abandonada del antiguo cargadero de carbón en la carretera de Viloria. Esta misma relación de hechos apunta a que el día 17 de noviembre de 2012 el autor confeso “cogió un cuchillo que había en una mesa y dirigiéndose a Rosa del Mar sin que ésta se apercibiera de ello, y de modo sorpresivo, se lo clavó por dos veces”, falleciendo instantes después. Así como también si pensó esconder el cadáver ideando para ello cortarlo y meterlo en dos maletas que había en el lugar.

Manuel dos Anjos tomó un tren en dirección a Ourense donde permaneció hasta el lunes día 19 de noviembre, en que también viajó hasta A Coruña. Un día siguiente confesó el crimen en la Comisaría de Policía.

Las claves se recogen en los hechos justiciables séptimo y octavo, que pretende dilucidar “si cuando Manuel dos Anjos dio muerte a Rosa del Mar sabía perfectamente lo que hacía, hallándose en plenas facultades y volitivas”, y si cuando llevó a cabo los hechos las tenía “disminuidas por la previa ingesta de vino tinto”. 

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador