El autor confeso del crimen de Rosa del Mar Jiménez en noviembre de 2012, Manuel Dos Anjos, ofreció en la vista que tuvo lugar este lunes en la Audiencia Provincial una versión “bastante contradictoria”, aseguró la abogada de la hermana de la víctima, Emilia Esteban.

La letrada expresó su sorpresa ante el testimonio de Dos Anjos, que llegó a asegurar que la puñalada mortal “fue de forma accidental”, dijo. “En el juicio aseguró que la primera puñalada fue en el tórax que y la segunda puñalada se produjo en el cuello cuando ella cayó al suelo y se clavó el cuchillo”, algo que Esteban dijo que es “absolutamente falso” en base a los informes forenses.

La acusación insistió en que primero se produjo la sección en la yugular que causó la muerte de la víctima, lo que pudo impedir que la víctima pudiera defenderse. "Es lo que caracteriza la alevosía, que es un ataque sorpresivo y traicionero para asegurar que no habrá contraataque". 

Esteban no duda que el acusado busca “una escapatoria” argumentando que la herida mortal fue la segunda en lugar de la primera. Es decir, que primero le propinó una puñalada en el tórax que no la mató pero al caer se clavó el cuchillo “sin querer”. “Eso no se hace de forma fortuita, sino que es un ataque directo y fuerte”.

Por estas razones la clave del juicio será este martes con las declaraciones de los forenses que emitieron los informes correspondientes. Una jornada en que el objetivo de la acusación es probar si hubo o no alevosía. “Es importantísimo”, reconoció Esteban, que se mostró convencida que la prueba forense “va a demostrar que hubo alevosía”.

Un segundo detalle que llamó la atención de la acusación fue la versión que dio el acusado sobre el descuartizamiento. Inicialmente aseguró que lo hizo sobre la 1 de la madrugada, cronológicamente que mató a su pareja sentimental, que salió incluso a fumar dos cigarros acto seguido para proceder minutos después a descuartizar su cuerpo. Pero aquella versión se encontró con un obstáculo, con un informe que puso en duda que una persona actuando bajo la ingesta de alcohol pudiera haber realizado unos cortes tan precisos.

Esta nueva versión podría justificar que estaba borracho cuando mató a Rosa del Mar mientras que fue al día siguiente cuando procedió a descuartizarla y meterla en dos maletas.

A pesar de la paradoja y la frialdad de los hechos, es un detalle importante a efectos jurídicos. Es decir, el descuartizamiento no es un agravante: “aquí, aunque la haya descuartizado, ya estaba muerta, el descuartizamiento no le provocó más dolor”, explicó la abogada. En este sentido, la estrategia de la defensa va encaminada a demostrar que había bebido vino y que estaba borracho, pero sólo cuando la mató. Sin embargo, con esta nueva declaración pretende evitar la contradicción que actuando bajo la ingesta de alcohol pudiera haber realizado un trabajo tan laborioso con cortes tan precisos.

Este martes concluirá el juicio y será el jurado el que tendrá que emitir su veredicto. Se espera que sea en un plazo de tiempo muy breve, y no hay que descartar incluso que pueda ser hasta mañana mismo día o al día siguiente.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador