Bembibre volvió a lucir el tradicional manto florar en la celebración del Corpus Christi, que embellece la Plaza Mayor mientras aguarda la llegada de la procesión con el Cuerpo de Cristo, con la colaboración de un grupo de personas que, desde horas muy tempranas, trabajan para crear esta pequeña obra de arte.

En Bembibre la procesión se inicia en el Santuario del Ecce Homo y finaliza en la Iglesia de San Pedro, después de hacer una parada en el altar improvisado en la Plaza de la Señora Petrina. La "Hostia" que representa al Cuerpo de Cristo, se exhibe en procesión precedida por los niños que ese mismo año han recibido la primera comunión.

Fotos:  Begoña Rodríguez Escudero

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

warhol_360