La Mancomunidad de La Cepeda niega de manera tajante que, tal y como aseguró el presidente de la Diputación de León, esta entidad haya admitido asumir el servicio de extinción de fuegos urbanos propuesto desde la institución provincial, entre otras cosas porque considera “un disparate” el nuevo Plan Provincial de Prevención y Extinción de Incendios pactado entre la Diputación y la Junta.

La entidad que agrupa a los cinco ayuntamientos de la comarca de la Cepeda asegura que “jamás hemos contestado favorablemente” al hecho de hacerse cargo del servicio de extinción de incendios urbanos en esta zona, ratifica su presidente, Evangelista García.

Es más, la comarca rechaza un planteamiento que deja en manos exclusivamente municipales la responsabilidad ante cualquier incendio en un pueblo y sin ni siquiera poder contar con bomberos profesionales.

Para la Mancomunidad, se trata del mismo modelo que ya se emplea para la limpieza de carreteras en caso de nevadas y que en la práctica supone que Diputación y Junta se limiten a “esperar que seamos los alcaldes los que resolvamos todos los problemas y las competencias de ambas instituciones y, si no lo hacemos, nos llevemos las críticas”, explica el alcalde de Villaobispo de Otero, Joaquín Llamas.

Llamas recuerda que la Diputación no se dirigió a las mancomunidades sino a los ayuntamientos, que en el caso de la Cepeda rechazaron una respuesta favorable. Y además la consulta elevada por escrito y firmada en enero de este año por la presidenta Isabel Carrasco reconocía literalmente que la Ley de Reforma Local “establece como competencia propia de la Diputación la prestación del servicio público de prevención y extinción de incendios en los municipios de menos de 20.000 habitantes, cuando estos no procedan a su prestación”.

Los ayuntamientos le respondieron también literalmente: “No tenemos previsto prestar el servicio de prevención y extinción de incendio urbanos por ser competencia de esa Diputación Provincial que usted preside”.

También solicitaron que “en el ejercicio de sus obligaciones y competencias proceda a la mayor urgencia, junto a la Junta de Castilla y León, a desarrollar la red de parques de bomberos en esta provincia, cumpliendo así con el derecho Constitucional que todos los ciudadanos tenemos a que se nos garantice “la protección de las personas, los bienes y el medio ambiente para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

En base a ello, la Mancomunidad, lejos de asumir esta misión, reclama que la Diputación cumpla su propia normativa aprobada hace 14 años y que “les obligaba ya entonces, cuando no había crisis, a poner en marcha un parque comarcal de bomberos profesionales en la zona de Astorga-La Bañeza, que es la que debería estar prestando servicios a nuestra comarca con todas las garantías”. También exigen que la Junta ejerza sus obligaciones en base a la Ley de Protección Ciudadana de 2004, que jamás se ha desarrollado.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador