La falta de escrúpulos de algunas personas ha puesto en sobre alerta a la familia de Yeray Garrido que ha advertido de una estafa en Bembibre donde un grupo de entre cuatro y cinco mujeres han acudido sin autorización ni consentimiento a domicilios particulares pidiendo donativos argumentando que el pequeño debe "seguir un tratamiento en Houston". Algo que "es completamente falso", explicó el padre del pequeño, David Garrido.

Las presuntas estafa consiste en la recaudación de fondos a costa de la enfermedad del pequeño. Llegan a domicilios particulares donde piden un donativo en nombre de la familia cuando ni Yeray tiene que desplazarse a Estados Unidos, tal y como sostienen las supuestas estafadoras, “ni hemos autorizado ni dado el consentimiento nunca para que nadie vaya a pedir por las casas”.

El padre del pequeño reconoció que conocieron estos hechos “casi por casualidad, porque llegaron a casa de una amiga de mi madre a la que le pidieron un donativo para algo que ella no conocía”, aseguró. La mujer acto seguido contactó con la familia que enseguida apreció indicios de estafa.

La familia ha decidido llegar hasta el final e intentar dar con el paradero de “estas individuas” a toda costa. Para ello, acudirán a la amiga de la familia que dio la voz de alarma para intentar conseguir una descripción con la que acudirán a la Guardia Civil. Pero, por otro lado, creen que han podido llevar a cabo esta práctica en otros domicilios, por lo que David Garrido ha pedido a todas las personas que puedan aportar alguna pista –que hayan recibido alguna visita en su casa en nombre de la familia de Yeray Garrido- para que lo comuniquen a través de la página de Facebook https://www.facebook.com/yeray.garrido.79. “De esta forma conseguiremos tener más detalles para “tener más datos en la presentación de la denuncia”, añadió el padre.

Como detalle, la familia nunca ha autorizado ninguna acción pidiendo donativos en las casas, porque lo que "si alguien recibe alguna visita que nos lo comunique, o que llame a la Guardia Civil".

David Garrido teme que este tipo de falsas iniciativas tengan una repercusión negativa y provoquen ciertas suspicacias entre la gente ante el resto de iniciativas. “A quien le hacen daño realmente es a mi hijo que gracias a la ayuda de muchísima gente ha recibido el tratamiento que necesita, y esto crea una cierta desconfianza”.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos