La ronda de bodegas de Rodanillo y su ya inseparable teatro de calle contará este año con una subvención de 300 euros del Instituto Leonés de Cultura. Al margen del importe, es el primer apoyo económico externo, lo que se presenta como un estímulo más para los vecinos que, aprovechando las fiestas patronales, hacen de su ronda de bodegas todo un espectáculo a pie de calle.

Este viernes, día 22 de agosto, Rodanillo volverá a implicarse con su 'espectacular' ronda de bodegas, la cita que durante los últimos años ha seguido sumando adeptos. No en vano, los asistentes no sólo van a poder degustar los pinchos de cada una de las paradas, sino que además van a poder disfrutar con el espectáculo que ponen en escena los propios vecinos en los diferentes barrios.

Ésta ha sido la clave del éxito de una ronda de bodegas que, con el paso de los años, fue evolucionando. Primero, eran algunos vecinos los que salían este día disfrazados a la calle. Con el paso del tiempo el número fue incrementándose, incluso llegó un momento en que no sería sólo el disfraz individual, sino común para cada bodega. O lo que es lo mismo, por barrios. Al final, cada barrio contaría con una trabajada e ingeniosa decoración acorde a su temática.

En poco tiempo, la voz comenzó a extenderse con fuerza por El Bierzo, que empezó a acudir de forma masiva a este pequeño pueblo para ver lo que se convirtió, a la postre, en una representación a pie de calle por cuenta de los propios vecinos. Un teatro de calle en toda regla según la temática de cada bodega.

Éstos han sido los atractivos que ha apreciado el Instituto Leonés de Cultura, dependiente de Diputación, que aporta esta cantidad de 300 euros con la que ayudará a los vecinos a sufragar al menos una parte del gasto en material. 

Lo siguiente es que los asistentes disfruten con el espectáculo que darán los vecinos el viernes, a partir de las 22 horas, por las calles del pueblo. Son 6 bodegas -una de ellas se podría caer por el reducido tamaño- por los distintos barrios del pueblo. 

No se sabe si el próximo año la cantidad se incrementará, pero lo que parece claro es que el pueblo de Rodanillo lleva varios años cuidando cada detalle de esta ronda de bodegas al margen de subvención. Una motivación que ya existía antes y que, según parece, existirá durante muchos años, con más motivo si los que llegan de fuera disfrutan este día en Rodanillo.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador