Seis barrios, seis escenarios y mucha decoración en todas las calles del pueblo para albergar cada una de las escenas que se tomaron este viernes en Rodanillo. Fue en su particular ronda de bodegas en la cual los vecinos se convierten en actores protagonistas por un día con un único objetivo: contagiar el buen humor a los asistentes.

Este viernes las calles del pueblo cambiaron. Por un lado, un cuerpo de bomberos con mucho ritmo se adueñó del primer barrio donde se inició la ronda de bodegas. Para entonces, el partido de fútbol parecía no querer permitir la entrada a más personas, que poco a poco, con el paso de la noche, se fueron sumando al espectáculo.

La ronda de bodegas siguió hacia otro de los barrios que se adentró en el fondo del mar. En el fondo y en la superficie: un grupo de buzos daban la bienvenida a los asistentes, que luego se encontraban con los productos más frescos en una divertida pescadería, hasta llegar, para sorpresa de todos, a una playa nudista. Por descontado que los más atrevidos no dudaron en exhibirse de la forma más grotesca como Dios los trajo al mundo.

De aquí a Hawai. La tercera de las paradas introdujo de lleno a los asistentes en una isla paradisiaca que, al ritmo que marcó la charanga, siguió animando la noche.

En cuarto lugar los vecinos del barrio de Triana volvieron a montar su templete. Hasta 20 actores fueron subiendo para formar parte de una subasta muy peculiar. Tan peculiar que hasta los cuadros cobraron vida. Eso sí, no valía cualquiera: eran los cuadros de más prestigio histórico aunque con personajes un tanto… diferentes.

La penúltima parada fue en México. Otro salto en esta ronda de bodegas para que los visitantes pudieran disfrutar de la ambientación de los vecinos que se implicaron para dar un toque personal a este barrio.

Por último, el personaje de Dumas, D’Artagnan, se presentó en Rodanillo seguido muy de cerca por un amenazante Cardenal Richelieu que hizo un recorrido en su carro tirado por originales caballos.

 

Un planteamiento que mantiene la voluntad de los vecinos de Rodanillo de pasarlo bien y que los demás disfruten con una ronda de bodegas diferente que ya se ha convertido en todo un teatro de calle, y que incluso evoluciona cada año.

 

Más fotos de la ronda de bodegas de Rodanillo

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
warhol_360