El alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, se ha mostrado satisfecho con la aceptación de las fiestas del Cristo, que ya se adentran en la recta final. La valoración ha sido positiva y su conjunto concluyó que “los ingredientes eran los ideales para que fueran unas buenas fiestas”.

Otero hizo estas declaraciones al término de la procesión de esta mañana desde el Santuario a la plaza Mayor, poco antes del inicio del concierto de la Banda Municipal. Y expresó que “eran unas fiestas para todos, variopintas, con infinidad  de actividades para los más pequeños, jóvenes, para la gente mayor”.

Para el alcalde es reseñable el hecho de que en cada una de las actividades siempre ha habido montones de personas”, y en consecuencia considera que “han estado al nivel que deseábamos, y la gente se está divirtiendo”.

A este respecto, el alcalde no ha dudado en establecer una relación entre actividades y presupuesto, así como la aceptación general: “lo que percibido es que la gente, dentro de un orden, de la inversión o dentro del gasto, creen que son unas fiestas adecuadas y se está cumpliendo con las expectativas creadas”.

Aún quedan actividades esta misma tarde, el torneo de tenis de mesa, deportes autóctonos, la actividad Crazy football y Wipe out, torneo de fútbol sala, pasacalles con mariachis, el espectáculo teatral “La Criada Amorosa”, y las actuaciones de Garibaldi y Camela. Y mañana la tradicional merienda y el chupinazo fin de fiesta.

Actos religiosos, procesiones y concierto de la Banda

El día del Cristín son relevantes los actos religiosos y procesión, primero desde la Iglesia al Santo y luego del Santo a la plaza Mayor, donde se programa el concierto de la Banda Municipal. Cada año, son numerosas las personas que aprovechan esta jornada festiva para lucir sus mejores galas y participar en estos actos que van anticipando el fin de fiestas.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos