Antonio Díaz Carro ha ostentado en las últimas fechas el reconocimiento de Hijo Predilecto de Bembibre, pero sin serlo oficialmente. Un error llamativo en que han incurrido tanto políticos, ciudadanos relacionados directamente con la cultura e historia local y hasta medios de comunicación, con referencias a la persona del abogado y escritor como Hijo Predilecto. 

Y es que su nombre aparecía en el Libro de Honores y Distinciones de la Villa, que le atribuía el título de Hijo Predilecto de Bembibre. Sin embargo, en fechas recientes el moderador de un acto público en que participó Díaz Carro, hizo alusiones en presencia de las autoridades locales de un hecho anecdótico: que estaban con un Hijo Predilecto que no sabía que lo era. Y así lo reconoció el abogado y escritor, que a él nunca le habían dicho que fuese Hijo Predilecto.

“Seguramente la intención era que este hombre tuviera esta distinción, que la merece, pero que no se había hecho efectiva", declaró el alcalde, que apremió la subsanación de esta deficiencia completando un expediente que nunca llegó a concluir. 

El equipo de gobierno retomó la tramitación en los últimos meses que permitirá nombrar formalmente a Antonio Díaz Carro, Hijo Predilecto de Bembibre. Será hoy jueves en sesión plenaria, aunque se reserva un acto popular posterior como homenaje al nuevo -sobre el papel- Hijo Predilecto, aunque ya veterano, en la práctica, Hijo Predilecto.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador