Manuel Rodríguez, un bembibrense que asistió a la escuela primaria de Pradoluengo, para hacer después el bachillerato en la “Academia de D. Andrés Muñiz”, en aquel tiempo situada en la actual calle del Dr. Fleming, ha sido nombrado recientemente director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica del Espacio, perteneciente a la Universidad Politécnica de Madrid, después de una larga carrera dedicada a la docencia y la investigación.

Finalizó los estudios de ingeniería aeronáutica en 1972, y cinco años más tarde obtuvo el doctorado. Desde entonces ha compaginado la docencia, primero como profesor y luego como catedrático, en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madird, con importantes trabajos de investigación en el área de Mecánica de Fluidos, donde acumula cuarenta y dos años de experiencia.

Entre sus trabajos figura el Control Térmico de Satélites para la Agencia Espacial Europea; el diseño de varios componentes del motor del avión de combate europeo (Eurofighter), destacando la tobera convergente-divergente, la primera y hasta ahora única, diseñada en Europa Occidental y muchos otros.

Ha dirigido el equipo que ha patentado una traviesa (Aerotraviesa) que reduce apreciablemente los impactos del balasto de la vía en los bajos de trenes de alta velocidad, y ha recibido el Premio de Innovación Tecnológica de SENER en 2008.

Sin duda Manuel Rodríguez es un gran referente para los jóvenes estudiantes bercianos, que decidan seguir por el camino de la investigación.

Ángel Alonso recuerda que, aunque Manuel Rodríguez solo visita Bembibre de vez en cuando, añora fuertemente la gente y el paisaje. “En nuestros encuentros, Manuel habla muy frecuentemente del ‘molino de Clodomiro’ (su abuelo) y de sus chapuzones en la presa del molino en los veranos. Y es que la patria chica imprime carácter”

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 


 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos