El parque de la plaza Miguel Hernández, en el barrio de Mojasacos, ya luce el nombre de “Gonzalo Mansilla”, quien fuera el primer alcalde de Bembibre en la democracia. Precisamente, ésta es la inscripción que figura en la placa, que fue descubierta esta mañana por su viuda, María del Rocío Fernández. “Si él pudiera decir algo diría que es inmerecido”, dijo en el acto.

Fue un acto sencillo, en la misma línea de los últimos reconocimientos –tanto en vida como póstumos- a otros ciudadanos de Bembibre. Con lectura de los méritos por parte del alcalde, posterior descubrimiento de la placa y unas breves palabras de la viuda.

Otero hizo un repaso de la vida de Mansilla, industrial y profesor antes que alcalde. Ocupó el cargo de regidor en el periodo comprendido entre 1979 y 1983, y entre sus méritos destaca la presa del Real, con una inversión global de 11 millones de las antiguas pesetas (66.000 euros aproximadamente), la aprobación de la primera fase de la red de tuberías o el camino de Rodanillo a Losada. “Fue un hombre humilde que valoraba la lealtad a la villa que le vio nacer, un hombre muy preocupado por su pueblo”, expresó Otero.

En el terreno social, la Corporación que presidió fue la primera que incluyó a dos mujeres: María del Pilar Fernández y María Dolores Ramos, en el año 1979.

El alcalde destacó que los concejales del equipo de gobierno aprobaron por unanimidad este reconocimiento, y añadió que “con Gonzalo empezó la era en que Bembibre dejó de ser un pueblo para ser una Villa”.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

{jomcomment lock}
Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360