Durante las últimas horas ha ido cobrando fuerza la posibilidad de que el Papa Francisco se desplace a España, en un viaje relámpago, con dos únicos actos en su agenda. Por un lado mantener una reunión con la cúpula eclesiástica española encabezada por Ricardo Blázquez, y posteriormente asistir a la misa concelebrada de la Salida del Santo en Bembibre.

Aunque de momento el viaje no es más que una posibilidad, ya se está pensando seriamente en retrasar la celebración de la fiesta hasta el mes de agosto, en función de las fechas disponibles en la agenda papal.

En todo caso el Papa Francisco llegaría en helicóptero y no estaría más de tres o cuatro horas en Bembibre, el tiempo necesario para celebrar la ceremonia y compartir una comida-almuerzo con los sacerdotes de la zona, sin recepción para las autoridades o medios de comunicación.

Parece ser que un profesor del Colegio del Salvador, de Buenos Aires, hijo de emigrantes bembibrenses, donde el Papa Francisco ejerció como profesor de Literatura y Psicología en los años sesenta, se habría ofrecido para realizar las gestiones que, con suerte, podrían terminar llegando a buen fin.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos