Ángel Fernández Tejeiro, exjugador del Atlético Bembibre en la década de los 60, falleció en León a los 74 años de edad. Tejeiro fue uno de los jugadores destacados del Atlético Bembibre en la época dorada del club, desde la temporada 196/67 a la 1968/69, cuando militó en la categoría de bronce del fútbol español. Era una Tercera División equivalente a la actual Segunda B, pero mucho más exigente.

Tejeiro comenzó a destacar ya en su etapa de juvenil, con el San Marcelo, donde empezó a jugar en 1957, llegando a ser el portero de la selección de León. De su etapa de juvenil pasó al Deportivo Antibióticos, desaparecido hace muchos años, de Primera Regional Preferente.

 

Tejeiro haciendo gala de sus habilidades en un partido entre Bembibre y Ponferradina

 

Jugó tres años en el Atlético Astorga, con quien debutó en Tercera División, antes de llegar a la Cultural Leonesa en la temporada 1965, después de que varios equipos se interesaran por él, debido a sus grandes actuaciones.

Le ofrecieron un buen fichaje económico pero, según contaba él, no llegó a cobrar ni la mitad. Por eso, y por varias cosas más, al finalizar la temporada se fue a la Hullera de Sabero, donde pasó un año más.

Seguía destacando en la categoría, y su calidad como portero no pasó desapercibida para clubs como el Numancia de Soria, con quien firmó un precontrato.

 


Pero durante ese tiempo se presentó en su casa de León "Pepe el médico", por aquel entonces secretario técnico del Atlético Bembibre. Se pasó toda la mañana para convencer a sus padres, y esperó a que Tejeiro regresara del trabajo, para volver a entablar una larga conversación porque "quería verlo jugar en el Atlético Bembibre". Pepe no comió ese día y Tejeiro tampoco. De esa forma pasó a ser jugador del club rojiblanco.

Pasaba todos los jueves un coche a las tres de la tarde para recogerlo en León,  junto a Marqués II, Franco y Del Valle. Al finalizar el entrenamiento los llevaban a la "Flor del Valle", les daban un bocadillo y a las diez de la noche partían para León en tren, que también pagaba el Club.

Dos meses más tarde Tejeiro compró un Seat 600 D. De acuerdo con el presidente Gerardo de la Mata, su coche hacía las veces de taxi, ya que le pagaban el desplazamiento.

 

 

En estas condiciones, según repetía constantemente, pasó los mejores tres años como jugador de fútbol, en las filas del Atlético Bembibre. En una de esas temporadas se consiguió un equipo que, a juicio de Tejeiro, muy bien podía haber jugado en Segunda División.

Cuando dejó al Atl. Bembibre, fichó por el Júpiter Leonés donde pasó dos años más. En ese tiempo se presentó a todos los cursos que impartía el Consejo Provincial de Deportes y terminó adquiriendo formación como Entrenador Juvenil de Fútbol, Seleccionador de fútbol juvenil, Entrenador de Baloncesto y Balonmano, Monitor Provincial de Piragüismo, Monitor Provincial de Tenis, Monitor Provincial Polideportivo...

Con el título de Monitor Provincial Polideportivo estuvo diez años de Profesor de Educación Física en un colegio privado de León.



También ejerció como Informador Nacional del Colegio de árbitros de Fútbol.

En 1973 regresó a Bembibre, esta vez como entrenador, en Primera Regional Preferente.

En el año 1977, el Consejo provincial de Deportes le concedió la Medalla de Plata por su participación en la Campaña de Deportes para todos.

 

 

En 2010 la Asociación de Veteranos del Atlético Bembibre le impuso la insignia de oro, durante una cena-homenaje junto a los también exjugadores  Marqués I, Marqués II, y el reportero grafico César García (Foto César).

Tejeiro no dejó de seguir al Atlético Bembibre, participando incluso en los foros de Bembibre Digital para darle ánimo al equipo. Este es un extracto de la carta remitida a los veteranos del Atlético Bembibre después de su homenaje.

"Me habéis dado un trato especial y muy cariñoso, no sé si yo alguna vez sabré agradeceros tantos esfuerzos.

Es increíble que 200 asistentes a la cena en algún momento me aplaudiese, casi sin conocerme.

Yo, y mi familia, hemos vivido un acontecimiento que no olvidaremos, poniéndonos a vuestra disposición para lo que necesitéis.

Bueno, podría seguir aportando más cosas, pero lo esencial es que nunca olvidaré el Acto. Creo que sois unos grandes y cariñosos amigos."

 

"Posdata: Alguno de vosotros, me preguntó si tenía alguna anécdota que contar, tengo tantas relacionadas con mi paso por Bembibre que podríamos pasarnos otra tarde riéndonos de las tonterías, pero que son la historia viva de una época".

 

El funeral es este lunes día 29, a las DIEZ Y MEDIA DE LA MAÑANA en la Iglesia Parroquial de la SAGRADA FAMILIA de León. 

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos