La Diputación de León, tras la aprobación de la Ley  de impulso de la factura electrónica y la creación del registro contable de facturas del sector pública, ha llevado a cabo una serie de cambios y adaptaciones en los procesos necesarios para la recepción de facturas y su posterior aprobación y pago.

En esta Ley, entre otras cuestiones, se establece la obligación para los distintos proveedores de la administración de emitir sus facturas en formato electrónico desde el pasado 15 de enero eximiéndose, de momento, a las personas físicas o a las facturas que tengan un importe inferior a 5.000 euros.

Las facturas emitidas electrónicamente deben ser dirigidas desde ahora a la plataforma FACE, cuya titularidad ostenta el Estado y a la que se ha adherido la institución provincial. Cada servicio o Centro de la institución provincial contará con tres códigos, pertenecientes al denominado Directorio Común o DIR3, que se dará a conocer a cada proveedor, para que las facturas se dirijan a ellos. Los códigos son de acceso público y se pueden conocer a través de la dirección https://face.gob.es/es/directorio/relaciones y también desde la propia institución provincial.

El objetivo de la Diputación es implantar de forma progresiva la aplicación que permita, no solo recibir de forma automatizada las facturas, sino llevar a cabo su tramitación también de forma electrónica. Esta herramienta estará integrada dentro de la aplicación de contabilidad SICALWIN.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}


 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador