Desde el pasado día 18 y hasta el 23 de febrero, los cazadores del Coto de San Román participan en una batida excepcional autorizada para matar a una manada de once perros supuestamente salvajes localizados en las inmediaciones del polígono de San Román. Según declaró la concejala de Régimen Interior Carmen Fernández a La Crónica, los perros llegaron a atacar a algunas personas aunque éstas “pudieron defenderse”. Ataques que no desembocaron en lesiones, en cualquier caso. Dijo, asimismo, que los perros se lanzaban a los coches.

La Junta autorizó esta batida hasta el próximo 23 de febrero, solicitada por los propios cazadores. Está controlada por efectivos de la Policía Local de Bembibre. Los perros supuestamente se encuentran alojados en las inmediaciones del complejo industrial próximos a una zona de paseo.

{jomcomment lock}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador