En estos días tan llenos de tradiciones cristianas y en tierras bercianas, no podía escapar a mi curiosidad salmantina el porqué de esta costumbre culinaria. Aunque ciertamente la resolución a este enigma no ha sido en absoluto una cuestión de una tarea ardua, me ha sorprendido comprobar que no es una cuestión consabida por todos. Para hacer justicia hay que decir que esta tradición remonta históricamente en León (ya saben, esa tierra que está al lado del Bierzo) durante la Edad Media. En concreto, en el siglo XIV tal como la historia y, si me permiten, la leyenda dice que los conflictos entre cristianos y judíos se agudizaron debido a la peste. Dadas estas circunstancias, los cristianos el día de Viernes Santo decidieron atacar la judería, por condenar estos a muerte en su día a Jesús. Las autoridades, por su parte, para evitar la matanza permitieron una bebida alcohólica que consistía en vino rebajado con agua, limón y azúcar, esto es, limonada. El objetivo era "apaciguar" los encendidos ánimos cristianos a base de esta bebida que se dispensaba en las tabernas que había en la ruta que conducía al Húmedo donde se encontraba la judería. Por tanto, la ronda de la limonada está en estrecha relación con los movimientos anti judaicos pero en realidad constituye la herramienta para evitar justamente aquello que da nombre a esta costumbre que disfrutamos cada año.


Carlos Becerro Gil

 

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

Comentarios  

0 #1 ??????? 05-04-2015 00:17
Bonito artículo
0 #2 ciudadana 05-04-2015 02:10
E interesante.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador