Una vez más, al aproximarse la fecha del 24 de abril, Comunidad Leonesa prepara, por décimo año consecutivo, la celebración del tradicional Homenaje a los Héroes Leoneses (lleva celebrandose en León desde hace más de veinte años) que tendrá lugar en la Plaza de Botines el viernes día 24 de abril, a partir de las 19,30 horas. La elección de esta fecha la motiva y documenta ampliamente Comunidad Leonesa de la siguiente forma:

El 24 de Abril de 1.808 la ciudad León proclamó Rey a Fernando VII, en efigie, siguiendo el tradicional protocolo de la proclamación real leonesa y procedió a realizar listas de reclutamiento, tal y como se recogido en el Acta Municipal del Ayuntamiento de León de ese mismo día 24 de abril de 1808, por la tarde; documento guardado en el Archivo Municipal.

El texto de dicho Acta fue enviado a Madrid, en forma de parte militar, por el coronel D. Luis de Sosa, y publicado en La Gaceta de Madrid (antecesora del actual Boletín Oficial del Estado) y, aunque el General Murat dio orden de secuestrar la edición correspondiente y realizar una nueva tirada sin la citada proclama, pudieron salvarse algunos ejemplares de la misma, hallándose actualmente uno de ellos en la Biblioteca Nacional de Madrid, según recoge Patrocinio García Gutiérrez en la página 164 de su tesis doctoral titulada “La ciudad de León durante la Guerra de la Independencia y publicada en 1991 por la Consejería de Cultura y Bienestar Social de la Junta de Castilla y León.

Asimismo, en fechas tan tempranas como 1815 (teniendo en cuenta que hasta abril de 1814 el país estuvo en guerra), existe numerosa documentación oficial, en que se reclama para León el haber sido la primera en levantarse contra el invasor.

Diversos autores, tan poco sospechosos de parcialidad como Pascual Madoz (1845-1859), Policarpo Mingote y Tarazona (1879), Valentín Picatoste (1891), Miguel Bravo Guarida (1902), Honorato García Luengo (1908), Paulino A. Fernández de Arellano y Rutilio M. Manrique (1912) o Raimundo Rodriguez (1925) han hecho mención a estos hechos en sus publicaciones.

En el libro de Valentín Picatoste, titulado “Descripción e historia política, eclesiástica y monumental de España para uso de la juventud•” “Provincia de León”, editado en 1891 en Madrid en la Librería de la Viuda de Hernando y Ca, en la página 60, cita una inscripción que figuró en el salón de sesiones del Ayuntamiento de León que decía así: “DIO LA PRIMERA EL GRITO DE INDEPENDENCIA EN 1808” Y no podemos olvidar que dicho libro era de texto en las escuelas leonesas, habiendo merecido el “imprimatur” por parte de la Academia de Historia.

También los cronistas oficiales de la ciudad de León, D. Máximo Cayón Waldaliso y D. Luis Pastrana tienen publicaciones en las que citan este papel pionero de la ciudad en el inicio de la Guerra de la Independencia.

Llegados a este punto no podemos olvidar el texto, firmado por D. Antonio Viñayo, Abad que fue de la Real Colegiata Basílica de San Isidoro, y publicado por Diario de León el 24 de abril de 2008, al cumplirse el bicentenario del 24 de Abril de 1808. En dicho texto, D. Antonio, depositario de parte de la biblioteca de D. Luis de Sosa, afirmaba “el Ayuntamiento de León, como protesta contra el caos y la solapada invasión francesa, convocó las fiestas de la coronación de Fernando VII, el Deseado, y encargó al recaudador Luis de Sosa, con fama ya de literato y poeta, la proclama de convocación, cuyo texto es ampliamente conocido. En él no se declaraba explícitamente la insurrección contra Napoleón, porque oficialmente todavía era amigo y aliado de España, pero Luis de Sosa nos dejó la clave para la interpretación de sus palabras: atender al espíritu más allá de la letra, cuando las circunstancias no permitían más que veladamente expresarse... De hecho, la proclama leonesa del 24 de abril se comentó en toda la nación, la publicó la Gaceta de Madrid y, al enterarse Murat, mandó recoger y quemar toda la edición, y reeditar el número sin proclama. Al ocupar las tropas francesas la ciudad de León, el primer nombre que traían en sus listas era el del autor del manifiesto, para encarcelarle y, quizá, para algo peor.”

Y para terminar, no podemos olvidar que fue a mediados del pasado siglo XX, cuando el Ayuntamiento de la ciudad de León bautizó sendas calles en el Barrio de San Claudio con los nombres de “Luis de Sosa” y “24 de Abril”, nombre éste último que fue acordado en un pleno del Ayuntamiento de León de 25 de Febrero de 1946.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador