La Asociación de Mujeres Progresistas Bercianas ha manifestado su rechazo frontal a la nueva ley del aborto, ya que consideran imprescindible garantizar el acceso de todas las mujeres a abortos legales y seguros, recordando además que los abortos inseguros suponen actualmente el 13% de la mortalidad materna a nivel mundial.

Con esta nueva ley, que pasó el trámite del Congreso, las menores de 16 y 17 años tendrán que contar con el consentimiento de padre, madre o tutor/a para interrumpir un embarazo no deseado.

Muchas de las menores, afirman, están en situación de riesgo de un conflicto grave, violencia de género, malos tratos o desamparo y por tanto se elimina la protección que ofrece la legislación actual a las jóvenes que no desean informar de su decisión.

Entienden que el reconocimiento del aborto legal y seguro forma parte de los Derechos Humanos a no ser discriminada, a la igualdad, a la salud y a la privacidad.
“El Comité de la ONU de Derechos de niños y niñas ha establecido que las jóvenes de 16 y 17 años de edad deberían tener acceso a servicios de salud sexual y reproductiva sin el consentimiento de su padre, madre o tutor/a. En el mismo sentido se ha manifestado también el Tribunal Europeo de Derechos Humanos”.

La Asociación de Mujeres progresistas Bercianas recuerdan que llevan luchando 25 años a favor de la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. “Por ello, consideramos imprescindible garantizar el acceso de todas las mujeres a abortos legales e insistimos en la importancia de formación en medidas de prevención y acceso gratuito a anticonceptivos para personas jóvenes”.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

warhol_360