Bembibre celebró este martes la fiesta del fuego con dos espectáculos a pie de calle que sacaron a una multitud para aprovechar la celebración de la noche más corta, con un añadido especial, que se enmarca en las fiestas del Santo. Un correfuegos, el encendido de la hoguera, queimada, chocolate y orquesta para amenizar la noche de San Juan.

El primero de los eventos programado para estas fiestas fue un correfuegos que partió de calle Lope de Vega a la altura del campo de los Juncos, avenida del Bierzo y Pradoluego hasta las piscinas climatizadas. Un espectáculo muy ruidoso durante todo el recorrido en el que muchas personas optaron por taparse los oídos, y que terminó como viene siendo habitual con la tradicional pirotecnica y fuegos de artificio para cautivar a los asistentes con la magia del fuego en el número final.

Al término del correfuegos, una multitud se dio cita en el campo de los Juncos para participar en la celebración de la noche de San Juan, un evento en que se dieron cita personas de todas las edades, desde niños hasta ancianos, alrededor de la hoguera (incluso a pesar del calor) y posteriormente para disfrutar con la orquesta en directo.

Una fiesta de San Juan que sigue ganando adeptos por tercer año consecutivo y que se va abriendo un hueco más grande cada año llegada esta época del año.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

warhol_360