La asociación de Caballeros Bergidum Templi impuso este año la capa al caballero Templario que representa la estatua de Don Álvaro Yáñez, en la entrada de Bembibre por San Román. Un acto con el que el colectivo se suma a la celebración del bicentenario del nacimiento de Enrique Gil y Carrasco con uno de los máximos honores y reconocimientos a la persona del autor de “El Señor de Bembibre”.

El pasado 15 de julio se cumplieron 200 años del nacimiento de Enrique Gil con numerosos actos que han querido destacar la importancia del escritor villafranquino. Uno de esos actos ha nacido en Bembibre con vocación de continuidad: un homenaje templario a Don Álvaro Yáñez con la imposición de capa y la ofrenda floral con un ramo de violetas a Doña Beatriz Osorio.

Los actos comenzaron a las 10 de la noche en el parque Gil y Carrasco, donde la asociación dio a conocer el fallo del concurso literario "El último Templario del Bierzo. El Señor de Bembibre", que en esta primera edición contó con una participación de muy variadas regiones españolas, incluso con un relato de Uruguay.

Por ello, no es de extrañar que el primer premio se haya ido a parar a Córdoba por el texto que presentó Daniel Cotta.

El segundo y tercer premio quedaron más cerca, en Cacabelos y Congosto, respectivamente. El escritor, poeta y dibujante Antonio Esteban –colaborador de Bembibre Digital en las secciones “El Despertador” y “La cocina literaria”- recibió el segundo premio. El tercer premio fue para la vecina de Congosto, Nidia Beltrán quien, junto con Antonio Esteban, participaron en los actos que se celebraron en Bembibre.

La comitiva partió hacia la rotonda del Barrón antes de lo previsto. En este punto, el colectivo hizo una representación de un fragmento de la novela “El Señor de Bembibre”, el extracto tan popular y conocido “a dónde vas, robador de doncellas”, y posteriormente los ganadores del certamen literario leyeron sus respectivos trabajos (el ganador disculpó su ausencia por los 800 kilómetros que le separan de Bembibre, en su lugar fue el locutor Nicanor García Ordiz).

Los actos finalizaron con la imposición de la capa por cuenta de la asociación. Subidos en el pedestal, colocaron debidamente la capa sobre la espalda de Don Álvaro Yáñez, y en la mano de Doña Beatriz Osorio un cesto de violetas.

Una actividad que la asociación Bergidum Templi anunció que mantendrá cada año el día 15 de julio si cae en sábado o el sábado inmediatamente posterior.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Comentarios  

0 #1 BienRufo 20-07-2015 00:47
Bonito acto que espero se vaya ampliando y superando en próximas ediciones
0 #2 Por quéAntonio F.. 20-07-2015 18:13
Me sorprende que no conste el comentario escrito por mí. Creo que era de lo más correcto, felicitando a las personas que lo organizaron y deseando que tenga continuidad en los próximos años.
0 #3 ExtrañadaBembibrense 20-07-2015 21:19
Yo también digo lo mismo me extraña no ver mi comentario, no creo haber ofendido a nadie.
0 #4 ConejoLejia 22-07-2015 01:17
A Otero le hubiera quedado mucho mejor, si también llevara la capa templaria

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador