El último día de fiestas, el día del Cristín, ha llegado pasado por agua. Una lluvia que ha deslucido algunos actos concretos de las fiestas, entre otras la tradicional comitiva de autoridades y concierto de la Banda Municipal de Música en la plaza Mayor. Una actuación que se trasladó a la Iglesia de San Pedro al finalizar la comitiva desde el Santuario.

Paraguas en mano, los asistentes fueron llegando a la plaza Mayor donde esperaba la agrupación de gaitas de Bembibre bajo los soportales. El concierto de la Banda Municipal que habitualmente se celebra al aire libre se trasladó a la Iglesia, donde compartieron con el público y autoridades presentes el repertorio preparado para la ocasión.

Una lluvia que no es aliada de los actos festivos, y que en ocasiones obliga a hacer modificaciones en el programa o suspender actos, además de otros inconvenientes que lleva consigo. Mismamente, al finalizar la Feria de Alfarería el organizador reconoció que no han tenido buenos resultados de venta precisamente por la lluvia durante la jornada de domingo (el día en que se parte de unas mejores expectativas).

Hoy la tradicional merienda se trasladará al pabellón Manuel Marqués Patarita donde, además del ágape que servirá el Patronato también habrá espectáculo con el grupo de mariachis “Estampas de México”. De esta forma, a resguardo se consiguen evitar los perjuicios por la lluvia.

De momento las actividades al aire libre siguen programadas, tales como la carrera infantil y el baile fin de fiesta con la orquesta Tekila, aunque dependerá de lo que permitan las lluvias características en el día de hoy.

 

 

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}